El secreto que te ayudará a viajar tanto como sueñas

El secreto que te ayudará a viajar tanto como sueñas

En el artículo de bienvenida, hablo sobre dos situaciones problemáticas con las que solemos encontrarnos a la hora de viajar: nuestro limitado tiempo y la falta de dinero.

Hoy me gustaría compartir contigo cual es mi secreto, ese que me ayuda a viajar tanto, ese por el que me suele preguntar la gente.

Quiero que este artículo te sirva para dar un cambio en tu mentalidad. Es hora de que empieces a actuar. Volar hacia esos destinos con los que tanto has soñado está ahora en tu mano.

 

Deséalo con todas tus fuerzas.

Comprarte el nuevo Iphone 6, decidir cuál será el próximo videojuego que estrenarás o ahorrar el dinero de navidades para comprarte ese vestido tan bonito que encontraste la semana pasada en Zara.

Todas las decisiones que nos acercan un poco más a nuestra felicidad, comienzan por un deseo.

Encuentras algo que despierta tu interés, ya sea porque un amigo te contó lo increíble que es o porque algo que leíste anoche en Internet llamó tu atención. Te gustaría tenerlo, o hacerlo. Pero de repente, tu ilusión se detiene por un momento, y empiezan a llegar los problemas.

Problemas del tipo: «es algo que no me puedo permitir económicamente en este momento» o «no tengo suficiente tiempo para disfrutar de ello como me gustaría». Seguro que te son familiares.

Pues sí, con viajar ocurre exactamente lo mismo. Si sólo logras que llame tu atención, sin ir más allá, no vas a esforzarte lo suficiente como para hacerlo realidad. Primero tienes que desearlo. O Tal y como diría Paulo Coelho:

”Deséalo con todas tus fuerzas y el universo entero conspirará para que ese sueño se haga realidad».

 

Sin embargo, no voy a hacerte esperar hasta que el universo decida echarte una mano.

 

Asegúrate de que realmente lo deseas

Seguro que te ha pasado más de una vez. Compras algo y, al cabo de unos días, te das cuenta de que realmente no lo necesitas.

El ser humano es impulsivo por naturaleza. A veces nos dejamos llevar demasiado por nuestras emociones y, aunque no sea algo realmente malo, sí que puede terminar pasando factura. Sobre todo económicamente.

Cuando queremos comprar algo, conforme más elevado es el precio, más nos cuesta tomar la decisión de compra, ¿verdad?. Mejor probarlo una vez, o investigar más sobre si realmente es lo que andamos buscando, y luego dar el paso.

Si queremos comprar un videojuego, existe la opción de probarlo primero a través de una DEMO o preguntar a amigos que lo hayan probado antes. Si vas a comprarte un vestido, te lo probarás una y  otra vez hasta estar segura de que es lo que andas buscando.

Haz lo mismo con viajar. Rodéate de gente a la que le apasione viajar, empápate de sus historias o pídeles consejo.

Si no has salido de tu país, aprovecha este blog para aprender esos truquitos que ayudan a tantos viajeros a moverse alrededor del mundo sin dejarse la vida en ello, económicamente hablando.

Empieza moviéndote por tu propio país, visitando a amigos en otras ciudades o apuntándote a viajes que se organicen en tu propia ciudad.

En Granada, por ejemplo, existe un Grupo Erasmus en Facebook donde se suelen organizar bastantes escapadas con la idea de conocer otras ciudades españolas.

Aprovecha el bajo precio que ofrecen este tipo de viajes para visitar ciudades que se encuentren cerca de la tuya. Además, si viajas con estudiantes Erasmus, podrás practicar al mismo tiempo tu Inglés. Algo sumamente esencial para disfrutar de mejores experiencias durante tus viajes.

Win-Win.

Otra alternativa son los intercambios europeos.

Por ponerte un ejemplo, en Octubre de 2014 participé en un intercambio de este tipo gracias al Ayuntamiento de Maracena, el pueblo donde vivo. Pasé 10 días en la provincia de Verbania, al norte de Italia, conviviendo con jóvenes de Turquía, Italia y Rumania. Si quieres más información, visita el programa Erasmus + que ofrece la Unión Europea e infórmate para ver si en tu ciudad hay alguna asociación, o es el mismo Ayuntamiento, quién organiza este tipo de proyectos.

¿Sabes cuánto me gasté? Unos 100 euros (10 euros al día). Al participar en el proyecto nos proporcionaron una cantidad de dinero para que pudiésemos cubrir los gastos de transporte. ¡Los gastos de manutención y alojamiento venían incluidos!

En uno de los próximos artículos hablaré en detalle sobre este tipo de intercambios, ya que no son popularmente conocidos.

En definitiva. Alternativas hay miles, lo importante es encontrar la motivación para empezar a moverte.

Estoy seguro de que un par de viajes te servirán para tener claro si realmente es lo que deseas en tu vida. A mí, un viaje durante un mes por Tailandia fue el que me cambió la vida y el que hizo que me decidiera por adoptar el viaje, a mi estilo de vida.

 

Tailandia Cascada

En uno de tantos parques naturales de Tailandia

Conviértelo en tu preferencia.

Una vez tenemos claro lo que deseamos, el siguiente paso es convertirlo en nuestra preferencia.

Para acercarte un poco más a ese estilo de vida viajero tan deseado, tienes que empezar a establecer prioridades en tu día a día. Márcate un objetivo claro. Por ejemplo, hacer un viaje en Semana Santa a Alemania.

Anótalo en una libreta, haz cálculos aproximados sobre el coste que supondrá y protege ese viaje siempre dentro de tu mente.

De nada sirve comentarlo un día con amigos si una vez vuelves a casa te olvidas de todo.

Mi consejo es que hagas una lista que reúna tanto tus gastos diarios como aquellos más excepcionales, como puede ser un regalo de cumpleaños cuya fecha este cerca o el tener que comprarte un nuevo móvil porque el anterior se fue al garete.

Una vez tengas la lista, establece un orden de prioridad.

Incluye el gasto que supondrá tu viaje junto a los demás. Así podrás llevar un seguimiento continuo para saber donde va a parar ese dinero que tanto nos cuesta conseguir.

Si no tienes una idea clara de donde termina tu dinero, jamás podrás gestionarlo de manera eficiente.

No importa que tengas 100 euros mensuales o 3.000. Si no te organizas, tendrás la sensación de que nunca tienes suficiente dinero para hacer aquello que te gusta.

 

Hora de eliminar gastos.

Con la lista mas o menos completa, llega el momento de empezar a eliminar aquellos gastos que se encuentren en posiciones inferiores a tu viaje.

Si tu preferencia es irte a Alemania, pero una parte importante de tu dinero se va al salir de fiesta cada Viernes y Sábado, intenta no salir durante los próximos fines de semana u organízate para salir únicamente los Viernes y dedicar el Sábado a otras actividades que te supongan un menor coste.

Si te gastas 4 euros y medio cada día en tabaco, quizás sea hora de que te plantees dejar de fumar, pasarte al tabaco de liar o comprarte ese super cigarrilo electrónico que tan buen sabor te deja en la lengua.

En cuanto a los gastos que consideres de una mayor prioridad que a tu viaje, puedes hacer dos cosas: mantenerlos tal y como están o tratar de reducirlos. Todo depende de tus ganas por salir ahí fuera.

A mi, por ejemplo, me vuelve loco tomarme mi café y mi tostada de tomate cada mañana en el bar de al lado. Esto nadie me lo quita, pero quizás pueda plantearme pedir media tostada en lugar de entera 😛

 

Intercambio Verbania

Recorriendo el Lago Maggiore en una de las visitas que hice en el intercambio europeo.

Rompe tus ataduras

Ya tenemos el problema del dinero más o menos resuelto. ¿Pero qué pasa con el tiempo? ¿Y si sólo tengo libres los fines de semana?

Incluso antes de preocuparte por el dinero, te diría que reflexionaras sobre el tiempo. No de si va a llover o va a hacer sol, sino de tu tiempo libre.

Existen mil y una formas de ahorrar antes y durante tus viajes, pero si no logramos sacar el tiempo necesario para escaparnos, de nada nos servirá tener millones en nuestra cuenta bancaria.

Este punto tiene mucho de qué hablar, por lo que apenas voy a detenerme en esta parte. Solo te digo que, si no estás contento con tu trabajo actual o te gustaría llevar un estilo de vida diferente, con mayor libertad, que te permita viajar por tiempo indefinido, puede que sea el momento de replantearte todo.

Hay alternativas para todos los públicos. Conozco gente que dejó su trabajo tras ahorrar durante varios años, con el único objetivo de recorrer el mundo sin billete de vuelta.

Otros, trabajan duro todo el verano con la idea de ahorrar el máximo de dinero posible para poder pasar el resto del año viajando.

Cada situación es un mundo. Pero si estás feliz con tu estilo de vida, siempre podrás aprender a gestionar tu tiempo y aprovechar los días libres que tengas en el trabajo para escaparte.

Una amiga mía, Alicia González, me sorprendió al ver como cada fin de semana se lo pasaba en una ciudad española diferente. Ella trabaja en una oficina de Lunes a Viernes a jornada completa, pero eso no le impide echar a volar en cuanto llega el fin de semana.

 

No esperes el momento perfecto

El principal error que solemos cometer y que termina convirtiéndose en el mayor causante de nuestra pasividad, es el hecho de esperar siempre al momento perfecto.

Ese momento perfecto no existe:

  • Nunca estaremos suficientemente preparados para hacer de ese viaje soñado, una realidad.
  • Nunca tendremos suficiente tiempo libre para pasar una temporada viajando. Siempre habrá alguna boda, algún cumpleaños o cualquier otra excusa de por medio.
  • Nunca tendremos suficiente dinero. Siempre tendremos demasiadas facturas que pagar.
  • Nunca sabremos con exactitud cual es el mejor momento para comprar un vuelo al mejor precio.
  • Nunca sabremos cuando es el mejor momento para partir.

Sin embargo, si sigues los pasos que te he mencionado, te encontrarás un poco más cerca de alcanzar ese sueño.

Rompe tus ataduras. Deshazte de todo aquello que pone límite a tus sueños. Si quieres viajar de manera indefinida, despréndete de todo lo material que no vas a necesitar. Si quieres hacer un gran viaje al año, comprométete a ahorrar algo de dinero cada mes.

Márcate unas prioridades. De lo contrario jamás harás ese viaje.

 

Entonces, ¿cuál es mi secreto?

Si te soy sincero, no hay ningún secreto. De hecho, no pretendo que lo sea. Al contrario. Quiero que empieces aplicar estos consejos, los compartas con tus familiares y amigos, dejes de poner excusas y que comiences a cumplir tus sueños viajeros.

Busca tu utopía viajera, focaliza tu vida en élla, establece tus prioridades y evita las posibles tentaciones que pueda recibir tu bolsillo. Así, y solo así, lograrás incluir el viaje en tu estilo de vida.

Viajar sólo es caro si nos dejamos influenciar por lo que nos cuenta la televisión y las agencias de viaje.

Vive tu aventura como si la estuvieras viviendo en tu propia casa. ¿Por qué alojarte en hoteles de cuatro estrellas cuando en tu casa no lo haces? ¿Por qué comer cada día en un restaurante si no es lo habitual para ti?

Y recuerda, tú y exclusivamente tú, eres el único dueño de cada una de tus decisiones.

 

San Nicolás Oliver Trip

 

 


 

¡Ahora es tu turno!

¿Qué has hecho hoy para estar un poco más cerca de tu próximo viaje? ¿De qué forma te organizas tu día a día para poder viajar más a menudo?

Me encantaría conocer tu opinión, así que no te cortes a la hora de dejarme un comentario.

Si te ha gustado este artículo, te agradecería mucho que lo compartieras en tus redes sociales para así poder llegar a un mayor número de personas.

¡Qué tengas una grandísima semana!

Oliver.-

 

18 comments

  1. Pingback: 5 Formas En Que La Televisión Te Limita Para Viajar

  2. Pingback: TOP 10: Mejores Consejos de Viaje - Abril 2015

  3. Pingback: Top 5: Mejores Consejos de Viaje - Mayo 2015Oliver Trip

  4. Pingback: Top 5: Mejores Consejos de Viaje - Junio 2015

  5. Pingback: ¿A qué esperas?

  6. Pingback: Mis grandes objetivos para el 2016. ¡Propósitos inteligentes de año nuevo, allá vamos!

  7. Pingback: Sugerencias al momento de viajar – Maletas para su viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *