Top 5: Mejores consejos de viaje – Mayo 2015

Portada Consejos de Viaje Mayo

 

En el artículo de esta semana continúo con la idea que inicié a comienzos del pasado mes de abril de ir elaborando un top de consejos de viaje cada mes.

Para esta edición de mayo, cuento con la colaboración de varios viajeros, los cuales se animaron a participar y me enviaron su mejor consejo viajero vía e-mail.

Sin embargo, en esta ocasión el artículo está compuesto de cinco consejos, ya que de haber hecho un top 10 habría quedado demasiado extenso.

Si no leíste el artículo del mes pasado, te dejo el enlace para que averigües cómo tú también puedes colaborar y participar en la próxima edición:

Este mes viene cargado de refrescantes consejos, algunos realmente interesantes, así que no ponte cómodo y a disfrutar 🙂

 

1 | Empieza un diario de viaje

¿Tienes un gran viaje en mente?. Si tu respuesta es afirmativa, entonces tengo algo que decirte.

Cuando estamos de viaje, pensamos que nuestra aventura no tendrá fin. Tenemos mil y una aventuras por delante, decenas de ciudades por descubrir y cientos de sensaciones por vivir.

Sin embargo, el tiempo pasa muy deprisa, tanto que cuando menos te lo esperes te verás en la puerta de embarque del aeropuerto esperando para coger el vuelo de vuelta

Una buena forma de mantener con vida eternamente todas nuestras experiencias de viaje es escribiéndolas.

Durante mi viaje con Alicia por Tailandia, empezamos un diario en común donde, tras cada jornada, uno de nosotros plasmaba en papel lo vivido durante el día. Había veces que la pereza terminaba consumiéndonos, pero al final conseguimos transcribir cada una de las sensaciones y experiencias vividas durante ese gran viaje que a ambos nos cambió la vida.

Ahora no nos arrepentimos de haberlo hecho.

¿Sabes esa sensación de teletransportarte al momento y lugar de los hechos cuando estás leyendo una novela?. Pues ocurre algo parecido.

Si acompañas el diario con una buena dosis de fotografías, tendrás uno de los mejores souvenirs que puedas traerte de tu viaje. En cualquier momento podrás sentarte a leerlo y revivir, a través de tus palabras, cada una de las sensaciones que, en aquel momento, pensaste que recordarías para siempre.

Otra gran idea es abrir tu propio blog de viajes. Una herramienta perfecta para inmortalizar tus vivencias al mismo tiempo que las compartes con la gente que quieres.

Para lanzar un blog de viajes personal, sin ninguna intención lucrativa, no requieres más que unos minutos para montarlo y de muchas ganas de contar tus aventuras.

 

2 | Regala con cabeza

Uno de los errores que más veces he cometido y que luego han terminado suponiendo un mayor gasto del esperado, ha sido el tema de los souvenirs.

No cometas el error de querer traer un recuerdo a todo el mundo, porque acabarás arruinando tu bolsillo.

Es muy fácil terminar cayendo en lo que yo llamo «el bucle regalador». Compras algo por el simple hecho de quedar bien con una persona y en cuanto tienes el regalo en tus manos te viene en mente el nombre de otra persona a quién también deberías comprarle algo.

Empezarás por tu pareja y tus padres, pero acabarás trayendo la mochila con 2 kilos más llena de regalos para toda la familia.

Puedes llevar imanes, llaveros y postales para todos, obviamente te lo agradecerán, pero ya estarás cayendo en esa cadena consumista en la que te han metido casi sin querer.

Compra cuando realmente lo creas necesario.

Si has encontrado una bufanda que nada más verla te recordó a tu prima, entonces cómprala. Pero no te sientas mal por sólo llevar regalo para esa persona en concreto.

Que yo sepa no pasamos el día comprando regalos para todo el mundo. Así que si en algún momento encuentras algo que sabes que a tu amigo o familiar le haría muchísima ilusión tener, entonces da la sorpresa, sino, déjalo pasar.

Nadie te mirará mal ni te juzgará por ello.

Es fácil caer en esta tentación cuando viajamos con billete de ida y vuelta. Sobretodo cuando se acerca la fecha de regreso y hemos gastado menos dinero del que teníamos previsto.

Si llevas 200 euros y te has gastado 150, es muy probable que termines gastando el dinero sobrante en regalos y caprichos por el simple hecho de no habértelo gastado antes.

Cuando viajas con únicamente el billete de ida es distinto. Cada moneda que ahorres durante tu viaje se traduce en una posible noche adicional o en una actividad que en un principio no planeabas realizar.

En este artículo hablo sobre cómo puedes empezar a gestionar mejor tu dinero para poder incluir más escapadas en tu rutina:

 

3 | Estudia un poco antes del viaje.

Consejo de Xavier

Siempre viene bien llegar al destino mínimamente informado sobre la historia, el entorno y la cultura del lugar, así como de aquellos elementos diferenciadores del país o ciudad al que viajas.

Por ejemplo, para obtener una primera visión general, no viene mal hacer una rápida ojeada a la página de Wikipedia sobre el destino. Allí encontraremos datos básicos de población, situación económica,  un poco de historia e información de interés sobre sus principales tradiciones y costumbres. Obviamente Wikipedia no es 100% fiable, pero en general suele estar bien y puede ayudarnos a crearnos una primera imagen del destino.

Después, como no, visitar blogs de personas que ya hayan estado en el lugar donde encontrarás pequeños detalles que te vendrán de escándalo conocer antes de llegar al lugar. Por ejemplo, recuerdo que en Lisboa, en general, el «pica-pica» que ponen en la mayoría de sitios antes de comer no es gratis, a diferencia de lo que ocurre en muchas ciudades españolas. Mucha gente se quejaba de eso; yo conocía esta peculiaridad de antemano al haberla leído.

Cuantos más detalles de este estilo conozcamos sobre la cultura y forma de vida local, con menos cara de turista te verán.

No estoy hablando de licenciarse en cultura e historia del lugar, pero tener ciertos conocimientos puede enriquecer tu experiencia y cambiará la forma en que verás, no sólo a las personas, sino también a los edificios, calles y monumentos.

 

4 | Chapurrea el idioma

¿Crees que unas pocas palabras y frases no pueden marcar la diferencia?.

No te estoy hablando de que si te vas unas semanas a Inglaterra tengas que chapurrear algo de inglés. El inglés deberías tenerlo dominado sí o sí, independientemente del lugar al que viajes.

Te hablo de aprender frases hechas en el idioma local.

Un coreano te atenderá de manera más simpática si ve que te estás esforzando en comunicarte en su lengua nativa, en lugar de dártelas de prepotente y echarle en cara no hablar inglés.

En países como Tailandia o Marruecos, donde el regateo es el pan de cada día, aprender los números en árabe o tailandés puede resultar ser una gran idea.

Si consigues pronunciar de manera más o menos correcta, incluso puede que piensen que vives allí y terminen haciéndote mejor precio.

Parece una tontería, pero no lo es.

En Tailandia, varios mercaderes me preguntaron que si sabía tailandes en varias ocasiones. ¡Y eso que lo único que hacía era saludar, preguntar por el precio, regatear un poco y despedirme dando las gracias!

Aparte de risas varias, el trato que van a tener contigo va a ser distinto al que recibirás si te cierras completamente y ven que no muestras ningún interés por la cultura local.

En tu ciudad ocurre exactamente lo mismo.

Imagina que tienes un bar o una tienda. Con quién crees que te será más fácil establecer una relación amigable, ¿con alguien que no habla absolutamente nada de español o con quien se esfuerza por pronunciar un par de frases hechas en tu idioma?

Esas frases son las que marcan la diferencia. Puede que se rían de tu acento, pero eso no tiene porque ser negativo. Al contrario, es una forma estupenda de romper el hielo y crear un ambiente agradable.

Las guías de viaje de Lonely Planet, suelen tener una sección de frases de utilidad que te vendrán de escándalo para empezar a practicar desde el momento en que salgas de casa.

 

Moto Guest House Pai

Practicando mi «Thai-nglish» con el amable señor tailandés de la Guest House

5 | Lleva tu trabajo contigo

Consejo de Sebas, de Tribu Emprendedor

En base a mi experiencia de viajes me he dado cuenta que puedes buscar un trabajo en cada lugar al que llegues durante tu viaje, pero mucho mejor aún es llevar el trabajo contigo.

En 2013, después de haber trabajado por 9 meses en Brasil, decidí viajar por el país con el dinero que había ahorrado. Continué mi viaje recorriendo todo Bolivia hasta que finalmente mis ahorros se agotaron al llegar a Cusco, Perú.

Casi sin dinero, comencé a buscar trabajo de algo que me gustara, pero el tiempo pasaba y mis recursos cada vez eran más escasos. Pasé días buscando empleo en el área de turismo hasta que entendí que sin “papeles” eso era imposible.

Comencé a trabajar como camarero en varios lugares, pero a pesar que hacía bien mi trabajo, lo que cobraba llegaba a resultar ridículo.

Finalmente encontré un lugar donde cobraba bastante mejor. Sin embargo, el jefe resultó ser un tanto pedante. Confirmé mis sospechas cuando al quinto día me pagaron con dinero falso.

Descubrí lo del dinero al día siguiente cuando tuve que pagar la noche de alojamiento. ¡Imagínate mi cara de vergüenza cuando el recepcionista me dijo que ese dinero era falso! ¡Inmediatamente regresé al restaurante y renuncié!

Fue ese el momento que me hizo reaccionar y que quiero transmitir a través de mi consejo.

Aquella mañana me senté en la cama y comencé a pensar qué podía hacer para ganar dinero de manera urgente. Tenía experiencia en turismo, marketing, posicionamiento web y hablaba varios idiomas, así que decidí unirlo todo en uno.

Fue ese día cuando creé mi primer negocio digital junto a otros colegas con los que ya había trabajado tanto de manera freelance como online.

Tuvimos la gran suerte de que al unir nuestros esfuerzos conseguimos en 15 días el primer gran cliente y hasta el día de hoy todo nuestra agencia sigue en pie y nos permite vivir de ello (y viajar).

Tuve mucha suerte de conseguir rápidamente el primer cliente pero:

¿Qué tal si tú inviertes unos meses de tiempo y montas tu negocio digital para que puedas dirigirlo desde cualquier parte del mundo? Por lo que te acabo de contar, no es imposible, ¿Cierto?

Actualmente, a través de mi blog, me encuentro ayudando a personas que quieren cambiar su estilo de vida y emprender su negocio online.

Te dejo este enlace que te puede mostrar una forma de crear un negocio online que tal vez ni siquiera imaginabas:

 


¡Ahora es tu turno!

Este ha sido el top 5 de este mes de mayo.

Quiero dar las gracias a Xavi y a Sebas por haberse animado a aportar su granito de arena para la elaboración de este artículo.

Ahora te animo a ti a que compartas tu mejor consejo de viaje con la comunidad. No me vale eso de: «es que yo no soy ningún experto». Todos hemos aprendido lecciones durante algún que otro viaje, ya haya sido una aventura de tres meses viajando por sudamérica o un fin de semana en Edimburgo.

Puedes contactar conmigo a través de este formulario de contacto.

Espero recibir un e-mail tuyo muy pronto. Estoy deseando saber eso que tiene que contarme 😉

No olvides compartir el artículo en tus redes sociales si crees que estos han sido buenos consejos.

Un fuerte abrazo,

Oliver.-

 

2 comments

  1. ¡Excelente artículo y muy buenos consejos para todos los que amamos viajar!
    Gracias por compartir mi consejo con tus seguidores.

    Nos vemos en el camino y a seguir emprendiendo.
    -Sebastián

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias a ti por animarte a colaborar con tu sabio consejo!

      Ya sabes que no puedo estar más de acuerdo con él :). ¡Ah y que estoy abierto a futuras colaboraciones :P!

      Un fuerte abrazo,
      Oliver.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *