Top 10: Mejores Consejos de Viaje – Abril 2015

Consejos-Viaje-Abril

 

Tras una Semana Santa de lo más completita, regreso al blog con más ganas y fuerzas que nunca. Para ello, me gustaría inaugurar una nueva sección para la cual necesitaré tu ayuda si quiero hacerla lo más útil y valiosa posible.

Quiero que este nuevo apartado se convierta en una fuente de aprendizaje colaborativo, donde tú también tendrás voz y voto a la hora de desarrollar los próximo artículos.

Bien, doy paso a una breve explicación:

El primer Lunes de cada mes publicaré un artículo como este, en el cual recogeré los mejores consejos de viaje que haya recopilado durante el mes anterior.

 

¿Qué abarcaremos dentro de la temática consejos de viaje?

Toda aquella aportación de valor cuyo objetivo sea potenciar nuestras capacidades viajeras.

De manera colaborativa, a través de tus consejos e ideas, iremos desarrollando una perspectiva aventurera más amplia que nos permita convertirnos en unos auténticos maestros del viaje.

Obviamente, es imposible convertirse en un auténtico Jedi viajero sino salimos de casa. Así que lo primero será disponer de suficientes ganas de aprender y de salir ahí fuera.

 

¿Cómo puedes colaborar?

En este primer artículo, publicaré yo mismo los 10 consejos correspondientes al mes de Abril. Así podrás ir haciéndote una idea de cómo quiero que sean las aportaciones.

No quiero consejos rápidos y sin chicha. Quiero que realmente te lo curres, busques dentro de ti y compartas aquello que hayas aprendido. Ya sea a través de tus propias experiencias o gracias a un artículo/libro que leíste no hace mucho.

¡Compártelo con el mundo! No te guardes toda la gloria para ti 🙂

La idea es construir un sentimiento de colaboración mutuo, donde entre todos nos ayudemos a cumplir nuestro sueño de recorrer cada rincón del planeta.

Para participar, lo único que tienes que hacer es enviarme un e-mail con el asunto “Contribución – TOP Consejos de Viaje” y tu nombre. 

Si aún no estás suscrito a Oliver Trip, te dejo 5 motivos por los que ya estás tardando en hacerlo.

Si ni si quiera necesitas conocerlos para unirte a la comunidad, no tienes más que hacer clic en el siguiente enlace para suscribirte directamente y así poder saber quién eres cuando me escribas.

 

Click aquí para suscribirte en un santiamén. (Tranquilo, no te enviaré absolutamente nada de SPAM)

 

A continuación doy pie a los 10 consejos correspondientes a este mes de Abril de 2015. Cualquier duda o pregunta sobre el funcionamiento de la sección, deja un comentario al final del artículo y te la resolveré con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por sumarte a esta iniciativa! Eres lo mejor, de lo mejor 😀

 

TOP 10: MEJORES CONSEJOS DE VIAJE – ABRIL DE 2015

 

1 | No tengas miedo a viajar.

Este consejo lo leí en un artículo de no recuerdo donde. Me impactó bastante e hizo que viera todo mucho más fácil, por eso me gustaría que fuera el encargado de inaugurar el mes de Abril.

Da igual el destino al que te dirijas. No importa la manera en que viajes, ni el dinero que lleves. Tampoco el tipo de experiencias que quieras vivir, o los recuerdos que desees llevarte.

Lo que sí importa es que te mantengas firme en tu decisión y no dejes que nada te frene.

No eres la primera persona que visita ese destino, ni el primer aventurero que se carga una mochila a la espalda.

Antes que tú, miles y miles de viajeros han dejado sus huellas en el mismo camino donde te encuentras tú ahora mismo.

Cristobal Colón, por ejemplo, sí que tenía motivos suficientes como para permitirse el lujo de sentir el verdadero miedo.

Adentrarse en lo más profundo del océano, siendo consciente de que era bastante probable que no volviera a ver a su familia y seres queridos.

También tendría miedo si tuviera que dejar toda mi vida pasada para lanzarme directo al espacio como uno de los primeros seres humanos que pondrá un pie en Marte.

Tú no puedes tener miedo.

Hay gente por el mundo que ya ha logrado cumplir el mismo sueño que ronda ahora por tu mente.

No eres el primero, pero tampoco serás el último. Aunque físicamente compres tan sólo un billete de ida, no quiere decir que nunca más puedas regresar.

 

Camino de Santiago

2 | Experimenta tanto como puedas.

Una de las grandes fuerzas que el viajar ejerce sobre nosotros, es su capacidad de sacarnos fuera de nuestra zona de comfort. Esa zona que, si dejamos de movernos, se hace cada vez más pequeña.

Ese circulo vital dentro del cual todo nos parece más seguro. Llámalo rutina diaria, mismo círculo de amigos, entorno en el que te mueves, calles por las que paseas habitualmente, bares donde tapeas.

Todos estas cositas, sin querer darnos cuenta, van limitando nuestro crecimiento.

Experimentar sensaciones nuevas nos permite ampliar esta zona de seguridad.

Quizás la primera vez nos parezcan una barbaridad cosas como compartir coche o alojarse en casa de completos desconocidos haciendo Couchsurfing. De igual forma que puede parecerte incómodo hablar en inglés mientras estás fuera de casa.

Sin embargo, este miedo se elimina una vez lo probamos y vemos que no era para tanto. Entonces, nuestra zona de comfort se hace un poco más grande, al igual que nuestro enriquecimiento personal.

Esto quiere decir que la zona de comfort no es algo de lo que debemos deshacernos, sino todo lo contrario. Debemos ampliar su ratio o área de efecto con el objetivo de ir desarrollándonos como persona y tener una perspectiva más amplia del mundo en que vivimos.

.

3 | No castigues tu espalda.

Cuando emprendemos nuestros primeros viajes, tendemos a sobrecargar la mochila con utensilios que nunca utilizamos, ropa que apenas llegamos a ponernos o con un neceser más grande que el de casa. A no ser que tengas pensado pasar 40 días vagando por el desierto o adentrarte en la selva del amazonas, dudo mucho que necesites tanto material.

Siempre podemos comprar adquirir medicinas en algún momento dado en alguna famacia, por lo que no necesitas llevarte un medicamento para cada malestar.

Olvidamos también que la ropa interior se puede lavar. Si vamos a pasar 10 días viajando por Italia, no precisamente tienes que llevar unos calzoncillos o bragas para cada día.

Tranquilo, no voy a decirte eso de darles la vuelta. Si lo hiciera estaría fallando a mi objetivo de demostrar que viajar de mochilero no significa ir vagando sucio y maloliente por la vida.

Si tienes pensado pasar una temporada en algún país, siempre puedes llevarte lo mínimo de ropa necesario y comprar aquello que necesites una vez en el destino. Sobre todo si tienes pensado viajar al Sudeste Asiático, donde podrás conseguir ropa fina y cómoda por menos dinero del que imaginas.

Esto me recuerda al chico que conocí este fin de semana compartiendo coche desde Granada a Madrid. Me dijo que una vez hizo un viaje de 5 días a Bangkok para pegarse una buena fiesta y volverse lleno de ropa nueva.

 

4 | Un nuevo amigo es igual a un nuevo hogar

¿Por qué siempre repito que es tu obligación conocer gente durante tus viajes?

Cada amigo que hagas viajando, se convertirá en una nueva excusa para tu próxima escapada. ¿Por qué no visitar a aquel chico italiano que conociste durante aquel fin de semana en Londres?. ¿Algún amigo de Erasmus o trabajando en el extranjero?.

No dejes de conocer gente. Cuantos más amigos hagas en el camino, mayor satisfacción y recuerdo te llevarás de tu aventura.

En mi artículo sobre cómo sacar el máximo provecho a Couchsurfing, te hablé sobre cómo la pareja polaca que me alojó durante mi estancia en Dublín aprovechaban la comunidad para conocer gente de aquellos lugares que tenían pensado visitar.

Todo son ventajas: adquieres el contacto de un local del destino, que para colmo se ha convertido en tu amigo y es muy probable que termine alojándote en su casa de manera completamente gratuita.

Si no te ves lo suficientemente suelto o no sabes muy bien como tomar la iniciativa a la hora de conocer gente nueva, deberías echarle una ojeada a este artículo de mi amigo Pau, del blog Habilidad Social:

Tristemente, en esta sociedad en la que vivimos, mucha gente te tacha de marginado social o raro si a los 25 años no tienes claramente formalizado tu círculo de amigos, viendo el hecho utilizar herramientas y recursos para hacer nuevos amigos, como una especie de fracaso social.

Deshazte de este estúpido concepto y empieza a moverte.

 

5 | Nunca cambies dinero en los aeropuertos. 

A no ser que sea estrictamente necesario, evita cambiar tus divisas nada más bajar del avión.

Las oficinas de los aeropuertos ofrecen los peores tipos de cambio, por lo que no conviene perder dinero tontamente. Espera a llegar a la ciudad y comparar distintas oficinas.

Mientras tanto, intenta pagar todo lo que puedas con tu tarjeta de crédito.

Puede que no te importe pagar la comisión en un viaje de corta duración, pero si viajas con billete de ida, cada moneda ahorrada se traduce en días de viaje adicionales.

¿Acaso no ahorrarías un poquito cada día de tu viaje si eso se traduce en dos días más en esa paradisíaca playa de Tailandia?

 

6 | Márcate unas preferencias y ahorra más dinero.

En uno de los primeros artículos que escribí, hablaba sobre la importancia de establecer una serie de prioridades en nuestra vida diaria si deseábamos llevar un estilo de vida más nómada.

De nada sirve comentar un viaje entre amigos si al regresar a casa no volvemos a mencionar el tema.

Gestiona tus gastos y ten un firme control de donde va a parar tu dinero. Haz una lista que englobe tus preferencias y destina tus principales ingresos a cumplirlas.

Si no te marcas unos objetivos, acabarás fundiéndote el sueldo sin saber muy bien qué ha pasado.

 

7 | Comparte coche

Compartir los gastos de gasolina se ha convertido en el último grito dentro del sistema de transporte actual. Cada día se unen más y más personas a comunidades como Blablacar o Amovens, con la idea de reducir (y mucho) los gastos correspondientes al desplazamiento.

Si cuentas con vehículo propio, pasarás de gastarte una fortuna en gasolina, a reducir tus costes de transporte prácticamente a cero, al mismo tiempo que amenizas tu viaje en compañía de otros viajeros.

Si por el contrario optas por ir como pasajero, tus ventajas siguen siendo muy elevadas:

  • Por regla general gastarás menos que en transportes como el autobús o el tren.
  • Tardarás menos tiempo en llegar a tu destino (a no ser que viajes en AVE).
  • Tus probabilidades de hacer nuevos amigos se incrementan
  • Tu viaje será mucho más entretenido que aislado mirando de forma indefinida a través de la ventanilla.

 

Compartir coche

8 | Sé creativo y gana dinero durante tu viaje

¿Crees que hay algo que sepas hacer por lo que alguien podría estar dispuesto a pagar?. Seguramente pensarás que no, pero lo que no sabes es que, hasta que no lo intentes, nunca lo sabrás.

En numerosas ocasiones restamos valor a algo que sabemos hacer o se nos da bien creyendo que todo el mundo puede hacerlo, o sería capaz de aprenderlo fácilmente.

Te equivocas.

 

 

Si sabes tocar algún instrumento, sal a la calle con la mentalidad de deleitar con tu música a cada ciudadano del lugar. Si sabes malabares, no prives al resto de gente de disfrutar de tu espectáculo.

No pienses que por hacer algo interesante y entretenido en la calle significa que tengas que vivir de ello. Quizás puedas sacarte unos extras que te permitan pasar unos días más en el lugar o visitar alguna que otra ciudad que en un principio no entraba en tu lista.

En el hostel de Dublín donde estuve alojándome durante un mes, conocí a un chico argentino el cual hizo algo que me dejó realmente sorprendido: aprovechó el horno de la cocina para preparar una bandeja de dulces argentinos. Alfajores, para ser más concretos.

Me dijo que se iba a pasar por la Grafton Street, una de las calles más transitadas a pie de la capital irlandesa, e iba a intentar vender los Alfajores a 2 euros.

En un principio me lo tomé a coña. Me parecía una auténtica chorrada y que nadie pagaría dos euros por unos dulces tan pequeños.

Me equivoqué. No imaginas la cara que se me quedó al ver al chico volver a la hora con la bandeja completamente vacía.

En poco más de 60 minutos había conseguido unos 15 euros de beneficio gracias a la venta de los dulces. ¿Sorprendente verdad?

Si tienes una idea, por muy loca que parezca, inténtalo. No pierdes absolutamente nada. Recuerda que el no ya lo tienes, y la vergüenza ya debiste haberla dejado en casa antes de partir. 😉

 

9 | Sé flexible a la hora de volar.

Cuando alguien me pregunta consejo sobre cómo conseguir vuelos más baratos, siempre contesto lo mismo: Flexibilidad.

Cuanto más libertad tengas para escoger la fecha de tu próxima escapada, mucho menos se resentirá tu bolsillo en el momento de reservar tu plaza. Intenta eliminar tantas trabas como te sea posible.

¿Cómo quieres conseguir un vuelo barato si todo lo que te pones son limitaciones?.

No puedes pedir un vuelo que salga el Viernes sobre las 9 de la noche desde Málaga a Amsterdam y regrese el Lunes a las 10 de la mañana y esperar que te salga tirado de precio. (Que OJO, podría ser).

Sitios webs como Skyscanner son los primeros a los que acudo antes de si quiera mirar fechas para mi vuelo.

Este tipo de webs cuentan con un comparador de vuelos interno que te permite estudiar todos los vuelos disponibles para el período de tiempo seleccionado. Perfecto para hacerse una idea general sobre el estado de precios para eso período y ruta especificada.

 

10 | Viaja despacio, pero sin pausa.

Algo que he aprendido a raíz de mis anteriores experiencias como mochilero, ha sido a valorar el tiempo del que disponemos para llevar a cabo nuestro viaje.

Este, al ser generalmente limitado, nos condiciona de tal forma que terminamos desplazándonos como pollo sin cabeza de una ciudad a otra, con tal de visitar el mayor número de destinos posibles, como si de una carrera de contrarreloj se tratase.

Esto es un error muy común entre los viajeros menos experimentados.

Resulta mucho más satisfactorio visitar un destino con calma, tratando de conocer todo lo esencial del lugar, intentando entablar contacto con la población residente y empleando nuestro tiempo en disfrutar del momento, en lugar de andar preocupados de coger el próximo tren, aún cuando ni si quiera hemos bajado del anterior.

Yo mismo pasé por este error durante mi último viaje a Bélgica. Me escapé una semana a Lieja para visitar a uno de mis mejores amigos, que estaba estudiando allí su Erasmus. Quería aprovechar este viaje para conocer, en tan sólo 7 días, las ciudades de Gante, Bruxas, Amberes, Bruselas y Lieja, dejando Amsterdam para el final.

Sin embargo, no fue hasta pasados los dos primeros días cuando me di cuenta de la estupidez que estaba cometiendo. ¡Me estaba preocupando más del lugar que de la compañía!

Una frase que siempre ando predicando es:

 

Frase 4

 

Desde ese momento, dejé de preocuparme por cuantas ciudades iba a visitar y de organizar cada detalle al milímetro, y empecé a centrarme en lo verdaderamente importante, que en ese momento era disfrutar de la compañía de mis amigos, independientemente del lugar en el que estuviésemos.

 


 

¡Ahora es tu turno!

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te animas a participar?

Estaré deseando leer tu e-mail, así que no tardes en enviármelo 😀

Lo dicho, el primer Lunes de cada mes se publicará un nuevo TOP 10 con los mejores consejos de viaje de ese mes.

Espero contar con tu consejo para el mes de Mayo. Si tienes una página web o blog, no me importará enlazarte a través de tu consejo. Eso sí, tendrás que currártelo y dar lo máximo de ti 😉

Si te ha gustado este artículo, te agradecería mucho que lo compartieras en tus redes sociales para así poder llegar a un mayor número de personas.

¡Que tengas una gran semana!

Oliver.-

2 comments

  1. Pingback: Top 5: Mejores Consejos de Viaje - Mayo 2015Oliver Trip

  2. Pingback: Top 5: Mejores Consejos de Viaje - Junio 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *