¿Cuánto te pagaron por renunciar a tu libertad?

Tu Libertad

 

El fin de semana se encuentra a la vuelta de la esquina. Muy pronto estarás disfrutando, como cada semana, de tu tiempo sagrado. Esas horas de descanso que tanto trabajo te han costado conseguir.

Sales a tomar unas birras con tus amigos como cada sábado. Pero esta vez no estáis solos. Marta y Carlos, amigos desde la universidad de tu colega Juan, se han apuntado al plan nocturno.

Un par de tragos de cerveza han sido suficientes para que todas las miradas estuvieran dirigidas a vuestros nuevos amigos. Marta y Carlos acaban de regresar de su gran viaje recorriendo Sudamérica. Sin buscarlo ni pretenderlo, ya se han convertido en el centro de atención.

Al parecer, hoy no solo hablaremos sobre política o sobre los problemas laborales de cada uno.

Llega el domingo. Enciendes la tele y ves que están emitiendo ‘Planeta Calleja’, ese programa en el que Jesús recorre exóticos lugares del mundo acompañado de personajes famosos.

“Qué pasada Machu Picchu, algún día tengo que ir”, te dices a ti mismo.

Haces zapping y te topas con Frank Cuesta dándole besos en la nuca a una King Cobra.

“¡Ese tío está como una puta cabra! Eso sí, menuda maravilla de paisajes tiene Tailandia”.

Apagas la tele y te vas a la cama con mal sabor de boca pensando en el madrugón que tendrás que pegarte mañana y empiezas a contar las horas que faltan para volver a acariciar el viernes.

Cierras la jornada maldiciéndote a ti mismo por no ser millonario y no ser capaz de vivir la vida que verdaderamente sueñas.

 

Tu relación con el tiempo

Vivimos en un mundo en el que todas nuestras decisiones y acciones giran alrededor de un único factor: el dinero.

Pero hay algo mucho más importante y valioso que el número de cifras de tu cuenta bancaria. Algo que no se puede comprar, pero sí vender.

Ese elemento que la vida nos proporciona desde el preciso momento en que nacemos, pero del que poco a poco nos vamos olvidando conforme avanzan los años.

Sí, ya sabes a qué me refiero. El tiempo. TU preciado tiempo.

Pasamos los días esperando el fin de semana, los meses esperando el verano, y los años esperando una prometida jubilación que no siempre llega a tiempo.

A la hora de vivir nuevas experiencias y romper con la rutina, nos ponemos la siempre válida excusa de no tener tiempo para hacerlo. Pero, ¿es esto realmente cierto?

Y hablo de tiempo, que no de dinero, porque en la mayoría de casos es lo primero lo que invertimos para conseguir un poco de lo segundo, lo cual, deja en evidencia el valor de uno sobre el otro.

 

Tu libertad

Disfrutando de mi Libertad, un martes cualquiera, en una Masia Gerundense.

 

Si estás cansado de repetirte una y otra vez eso de ‘no tengo tiempo’, es momento de que empieces a reflexionar acerca de si estás invirtiendo tus horas de vida donde realmente deseas.

Una gran porción de tu tiempo seguramente vaya destinada a tu empleo, o a adquirir los conocimientos que luego te permitan obtener un empleo en el futuro.

Hasta ahí todo correcto. El problema viene cuando no se tiene muy claro el por qué se hace.

Muchas personas trabajan con la única ambición de pagar sus facturas a final de mes. No importa que dispongan de un sueldo de 600 euros o de 6.000, el objetivo final es el mismo. O mejor dicho, no cuentan con un objetivo.

Unos gastan el dinero en comer en el bar de al lado de casa y otros en el restaurante más caro de la ciudad. Unos hipotecan su humilde apartamento y otros su lujoso chalet en primera línea de playa.

Unos más ricos de cartera que otros, pero pobres de tiempo por igual.

Ninguno de ellos conoce el verdadero significado de la Libertad. De disponer de la fuerza más poderosa de todas, esa que te convierte en super héroe y te hace sentirte el rey del mundo.

Cuando domas al tiempo, conquistas el universo.

 

El miedo a ser libre

Una persona española cuenta por derecho con 30 días naturales de vacaciones pagadas al año.

Esto, teniendo en cuenta que la vida profesional media es de 40 años, se traduciría en 1200 días (o 3 años y poco) en los que seríamos plenamente libres de hacer aquello que verdaderamente deseamos, séase recorrer el mundo, tocar la flauta travesera o disfrutar de tus paseos matutinos por la playa junto a tu pareja y tu perro.

Y siéntete afortunado si al igual que yo eres español, ya que en otros países como por ejemplo, Estados Unidos, el tiempo vacacional se reduce a la mitad o incluso a una cuarta parte.

¿Cuál es el problema? Que por desgracia ese tiempo viene empaquetado en pequeñas cajitas que, como mucho, te permiten probar esa sensación de Libertad de la que hablo durante un corto período de tiempo al que catalogamos como vacaciones.

Te presentan tu Libertad en bandeja, para quitártela en el momento que te das cuenta del enorme poder que supone.

Nos quejamos de que las vacaciones fueron muy cortas con la misma decepción con la que despedimos el domingo. Agachamos la cabeza y nos autoconvencemos de que no hay otra manera. Que ese ese el único camino a seguir.

Pero sí que hay otro camino, infinidad de ellos, solo que nuestra visión no nos permite verlos, por miedo:

  • A ser verdaderamente libres. Dueños de nuestro tiempo.
  • A tomar la pastilla roja y no la azul.
  • A hacer clic en el botón de reset y olvidarnos de todo el código que nos han ido programando en nuestro cerebro.
  • A dejar de vivir en piloto automático y empezar a tomar las riendas de nuestra vida.
  • A ser los únicos dueños de nuestras decisiones.
  • A dejar de engañarnos con que los sueños solo se cumplen cuando te toca la loteria.

Es totalmente normal que tengamos miedo. Nacemos con un manual de instrucciones bajo el brazo que nos indica cómo vivir cada etapa de nuestra vida, paso a paso.

El simple hecho de creerte que vivir de otra forma es posible asusta. De repente, ves que el sendero que creías como único se bifurca hacia miles de direcciones y te das cuenta de que todas ellas son perfectamente transitables.

Entonces surge otro miedo. El miedo de no saber qué camino escoger.

Lo fácil es continuar por el sendero conocido, bien asfaltado e iluminado, evitando a toda costa los nuevos retos que suponen las opciones B, C, D o X.

Nos acostumbran a vivir con pocas opciones. Tu familia, tus amigos, tus conocidos, todos te dicen cuál es el siguiente paso a dar e intentan asustarte con todos los peligros que te acecharán si finalmente decides apagar el piloto automático.

Curioso que te lo digan quienes precisamente nunca se atrevieron a desconectarlo.

El miedo al que dirán hace su puesta en escena.

Quedan a la espera de que algo falle en tu improvisado plan para venir a recordarte que un día te advirtieron. Pero en realidad quedan expectantes, envidiosos porque tú te atreviste y ellos no.

Para luego descubrir que finalmente sí que pudiste y que todo salió estrepitosamente bien. Y entonces, te dirán que fue todo una cuestión de suerte, y volverán a agachar la cabeza.

 

El verdadero precio de tu Libertad

Estoy convencido de que muchas personas, que evidentemente poco me conocen o no leen mi blog, pensarán que soy un niñato mal criado y vago, que en lugar de trabajar, solo piensa en hacer viajecitos.

Para alguien normal, acomodado en su zona de confort, la idea de pasar un año recorriendo Tailandia le parecerá una actitud propia de irresponsables e insensatos. Un capricho seguramente financiado por los padres que no durará más de una corta temporada.

¿Cómo va a ser posible vivir sin tener un trabajo fijo? ¿Y tu casa? ¿Qué vas a hacer cuando tengas hijos? ¿Y la jubilación?

Lo que no saben es que mi estabilidad es mi propia inestabilidad.

El contar con algo que no puede pagarse ni con la mayor fortuna del mundo.

Mi Libertad.

Una Libertad que en los próximos meses me permitirá:

  • Tomar un vuelo sin billete de vuelta a Tailandia.
  • Probar, aprender, experimentar, aquello cuanto desee. Sin limitaciones. Sin ataduras.

¿Qué puede haber más valioso que disponer del poder que te permite hacer aquello cuanto desees?

He aquí el punto de inflexión.

Si al igual que yo te consideras un viajero empedernido entenderás perfectamente a qué me refiero. Sino, estoy convencido de que estarás empezando a mosquearte y a verme como un niñato caprichoso.

Antes te he dicho que tu Libertad no se puede comprar con dinero. Y sigo afirmándolo.

Lo que se me olvidó mencionarte es que esa Libertad hay que ganársela.

Detrás de aquella persona que ya ha aprendido a disfrutar y convivir con su tiempo, hay una emocionante historia repleta de esfuerzo, constancia y trabajo duro.

Lo fácil es ver mi foto en Facebook exhibiendo el billete de avión que me llevará al Sudeste Asiático. Lo que nadie ve es todo lo que hay detrás:

  • Nadie ve que todo proviene de un sueño que lleva cociéndose desde que emprendí mi gran viaje a Tailandia en 2013.
  • Nadie ve las horas de frustración maquinando el proyecto que me permitiría vivir el estilo de vida soñado.
  • Nadie ve las horas y horas invertidas peleándome conmigo mismo porque las cosas no salían como esperaba.
  • Nadie ve el tiempo y el dinero invertido en formación, ya sea online o asistiendo a eventos por toda España con tal de aprender de los mejores.
  • Nadie ve el año que he pasado trabajando, semana tras semana, en este blog sin generar un solo euro.
  • Nadie ve los eternos quebraderos de cabeza elaborando nuevas ideas de negocio, saliendo constantemente de mi zona de confort y enfrentándome a nuevos retos casi a diario.

Ahora sí que puedo decir abiertamente eso de que me he ganado mi Libertad.

Yo decidí emprender mi propio camino diseñando un trabajo que me permitiera trabajar desde cualquier lugar del mundo, otros deciden trabajar 70 horas y vivir en condiciones precarias durante unos meses para luego pasar el resto del año haciendo aquello que más les gusta.

Otros se lanzan a la aventura con lo poco que tienen, trabajan duro, mental y físciamente, durante su viaje, con la única intención de extender su Libertad tanto como su creatividad y sus ganas de vivir les permitan.

Nadie va a regalarte tu Libertad. Si verdaderamente quieres hacerte con ella, tendrás que luchar con uñas y dientes por conseguirla.

Como cuando los gladiadores competían unos con otros, siendo liberado el último que quedara en pie. La única diferencia es que aquí no compites contra otras personas, sino contra tus propios demonios.

 

Invítala a bailar

Eres consciente de que otro estilo de vida es posible. Que te encuentras en un mundo lleno de posibilidades.

Si otros han podido hacerlo, ¿por qué tú ibas a ser menos?

Sin embargo, no tienes muy claro cuál es el siguiente paso a seguir. Nadie creó un manual de instrucciones para ser libre, por lo que tienes la obligación de elaborar tu propia receta.

Lo que a mí me sirvió, quizá no encaje contigo.

La opción más sensata sería armarte de valor e invitar a esa preciosa chica llamada Libertad a salir contigo a bailar.

Al principio tendrás miedo, te sentirás inseguro y solo verás aspectos negativos. Pero en cuanto des el primer paso y la agarres fuerte de la cintura, te digo que jamás querrás separarte de ella y desearás que ese momento dure para siempre.

Sal ahí fuera, baila con ella, bésala, disfruta de tu tiempo con ella, y haz todo lo posible porque ese momento dure hasta el día de tu muerte.

Libertad existe, ya depende de ti ser la persona que la invitó a bailar o quien, por el contrario, se quedó viendo desde el cómodo sofá de la sala de fiestas como otro, más espabilado y atrevido que tú, se te adelantó quitándote toda posibilidad de permitirte el lujo de estar con ella.

Cientos de excusas rondarán tu cabeza. Es normal. Nuestro cerebro esta programado para estar relajado, alejado de toda complicación. No le gusta eso de exponerse al mundo y hará todo lo posible por convencerte de que estás tomando la decisión equivocada.

Pero te digo que una vez des rienda suelta a tu mente, ésta no solo te acompañará durante todo el camino, sino que querrá más, y más, hasta el punto de parecer insaciable de experiencias.

No sé qué historias te contará con tal de alejarte de tu tan preciada Libertad. Tengo confianza plena en que serás capaz de debatirle con buenos argumentos pero, por si acaso, aquí tienes algunos consejos:

  • Si finalmente conseguiste ese “envidiado” trabajo fijo, pero con los años te has dado cuenta que ya no te llena, abre tus ojos a nuevos horizontes. Gánate tu Libertad y pide una excedencia en el trabajo para salir a bailar con ella.
  • Tómate un año sabático de experimentación y autoconocimiento. Si te encuentras en una etapa de transición, ya sea por estudios, por trabajo, o por una crisis existencial, esta es la mejor decisión que puedes tomar.
  • Aprovecha tus próximas vacaciones para escapar de tu rutina e invertir tu tiempo de manera diferente. Si llevas años veraneando en el mismo lugar, prueba a pasar tus días de vacaciones en la montaña o haz ese viaje que tanto tiempo llevas posponiendo. Experimenta brevemente esa sensación de Libertad y vuelve más adelante a por más.
  • Renuncia a tu empleo y haz un giro de 180º a tu vida. Que la razón de tus horas de trabajo sea ganarte tu Libertad, no pagar facturas. Si estás estancado, lo mejor que puedes hacer por tu salud física y mental, por tu tiempo, y en definitiva, por tu única oportunidad de vivir esta vida, es dejar todo lo que te retiene y emprender un camino diferente, por muy complicado e imposible que parezca.

Necesitas despertar tu deseo de ser libre.

A mí me lo despertó Tailandia. Cada día del mes que pasé recorriendo el País de las Sonrisas fue una aventura. No sabía lo que me esperaba. Tenía Libertad de hacer cuanto quisiera, cuando quisiera.

Quería que aquella sensación perdurase en mí para siempre, pero la realidad es que esas vacaciones no eran más que eso, unas vacaciones.

Tal y como dice Rofl Potts en ‘Vagabonding’, “Las vacaciones son la recompensa por tu trabajo, la Libertad que te da el viaje, en cambio, la justificación”

 

Conclusiones.

Tienes a tu alcance un mundo de infinitas posibilidades como para limitar tus acciones al vivir para trabajar, en lugar de trabajar para vivir.

Vivir la vida que tú quieres, no la que te han impuesto. Probablemente te dirán que si todo el mundo hiciera esto, el planeta no existiría tal y como lo conocemos, y es cierto. Pero ten en cuenta que no se trata de lo que hagan los demás, sino de lo que TÚ decidas hacer.

El ser humano lleva pisando la tierra muchísimos años como para que se extinguiese porque todo el mundo viviera la vida con la que sueña.

Lucha por tu Libertad y no dejes que ninguna persona, ningún trabajo, ni ninguna ideología te la arrebaten.

Y cuando inconscientemente valores el dinero por encima del tiempo, piensa en este como horas de tu vida, verás como tu concepto cambia por completo.

Disfruta de tu tiempo,

Oliver.-

 

Separador

 

¡Ahora es tu turno!

  • ¿A qué dedicas actualmente tu tiempo? ¿Eres feliz con la forma en que inviertes tus horas de vida?
  • ¿Cuál es principal razón que te hace levantarte cada día para ir al trabajo? ¿Es realmente esto lo que quieres en tu vida?

¡Te espero en los comentarios! Leo y respondo cada uno de ellos.

Si te ha gustado el artículo te agradecería que lo compartieses en tus redes sociales. Así podré inspirar y ayudar a un mayor número de viajeros.

¡Nos vemos en el camino!

 

30 comments

  1. Natalia

    Guauuuu, Oliver… He leído muchos artículos parecidos a este últimamente, pero el tuyo me ha encantado. Me ha impactado más bien.
    Yo actualmente trabajo como programadora en una empresa y no me gusta nada mi trabajo. Pero nada de nada. Únicamente trabajo porque tengo que pagar facturas, así de duro y de triste. Pero me voy a plantar, le pese a quien le pese, lo tengo decidido. De este verano no pasa que deje un trabajo que no me aporta nada de nada, ni le da ningún sentido a mi vida…
    Me encanta viajar, como a ti. De hecho, me llama muchísimo la atención el viaje que vas a hacer a Marruecos la semana que viene. No sabes lo que me gustaría ir con vosotros. Pero claro, el maldito trabajo… A ver si para Septiembre pudiera ser.
    No sé aún lo que quiero hacer con mi vida, estoy es ese proceso de autoconocimiento y no acabo de tenerlo claro pero sí tengo claro que así no quiero seguir… Y tengo muchísimos planes y muchas cosas que quiero hacer en los próximos meses, y necesito tiempo, claro está!
    Gracias otra vez por tu artículo. Estupendo!

    • Oliver
      Author

      ¡Enhorabuena por tu decisión Natalia! Antes de nada es importante que no te metas más presión de la cuenta. Si tienes claro que de este verano no pasa la fecha en que dejes tu trabajo, pon día y hora de caducidad a tu actual empleo. Baraja las distintas opciones que actualmente tienes en mente y acompañen ese cambio en tu vida, y céntrate en ahorrar lo máximo posible hasta la fecha.

      No lo dejes pasar y estima una cantidad a ahorrar. Luego, piensa detenidamente cómo te gustaría invertir ese dinero y, lo que es más importante, esa libertad que para entonces te habrás ganado.

      Espero que pronto vuelvas a escribirme para contarme novedades. Te mando un fuerte abrazo desde Granada.

  2. Mikel

    Un articulo genial y muy inspirador oliver! Enhorabuena!!!llevo tiempo leyendo libros de autoayuda para conocerme a mi mismo mejor como por ejemplo los 7 hábitos de la gente altamente efectiva,la semana laboral de 4 horas y libros por el estilo.
    El problema es precisamente ese miedo que tu dices a poner rumbo a lo desconocido y no saber si seras capaz de conseguir sobrevivir con tu estilo de vida en este mundo.
    Dicho esto siempre pensé como tu que no quería pasarme 8 horas durante toda mi vida currando para pagar facturas y tener 15 días de vacaciones para pasar una semana en la playa y la otra en casa “descansando”.

    En cuanto a ser viajero es algo que me encanta pero que por desgracia no puedo hacerlo tanto como quisiera por mi falta de nivel de ingles(aunque estoy en proceso de mejora).
    Y no me enrollo mas, lo dicho muchas gracias por el articulo! Sigue así!.

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias por tus palabras Mikel!

      La única forma de saber qué te encontrarás al final del camino es armándote de valor y averiguándolo por ti mismo. Quizá te hagas una idea de todo lo que te espera al final, ya sea porque lo hayas leído en algún sitio o alguien te lo haya contado, pero no será hasta que tú mismo decidas dar el primer paso cuando todo empiece a decantarse a tu favor.

      Todos tenemos miedo. No lo olvides. Pero no es hasta que vencemos esa barrera mental cuando empezamos a crecer.

      Y el inglés es otra barrera más. No una barrera que alguien te haya puesto, sino que tú mismo has levantado. No cometas el error de creer que un idioma se aprende en tu propia ciudad. La forma más eficaz de mejorar es lanzarte a la aventura y relacionarte con personas que lo hablen. ¡Aunque al principio no te enteres de nada! 🙂

      ¡Un fuerte abrazo Mikel!

      • Mikel

        Pero de nada de nada!Y digo esto porque estuve en el wacken un (festi heavy) 2 años seguidos,Y el primer año fue un horror porque por mucho que te mentalizas y te preparas intentando hablar ingles,llege alli y escuchaba a la gente hablar en ingles y no me enteraba de absolutamente nada!Y en base a eso pille un poco de miedo a hablar con la gente por eso de que no sabes si lo dices bien,si se pronuncia asi o si no entiendes nada de lo que te dicen.
        Resumiendo un horror el primer año, El segundo año que fui bastante mejor porque aunque seguia igual de perdido estaba como mas suelto y el viajar tiene algo que te engancha!No me extraña que te guste este mundo. 😉

        Mas post y gente como tu hacen falta en el mundo! ^^
        Un gran abrazo crack!

        • Oliver
          Author

          ¡Normal que no entendieras nada! Yo estaría igual de perdido que tú en un festival internacional heavy, jajajaja. La sensación que hablas de tener miedo a no pronunciar bien, a no entender o que te entiendan, la hemos tenido todos. Pensamos que se reirán de nosotros por no controlar el idioma cuando justamente ocurre lo contrario. Tendemos a analizarlo desde nuestra perspectiva española, tan ceñida en criticar a los demás, pero la realidad es que en extranjero valorarán que hables mal inglés, francés o el idioma que sea, ya que eso significará para ellos que ya dominas a la perfección otra lengua 🙂

          ¡Otro abrazo para ti!

  3. Nacho

    Gracias Oliver por este subidon al leerte. Yo tengo fobia social y me dan prozac, por lo que para mi conseguir mantener yn trabajo aynque sea muy monotono se me hace casi imposible. Ojalá algún día pueda recorrer mundo.
    Gracias por compartir con los que te leemos tu experiencia.

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias por tus palabras Nacho! Y recuerda que “algún día” nunca llega. A no ser que tengas tan buenos amigos que te regalen un RTW Ticket (Round The World) para que empieces tu gran viaje (los míos todavía no lo han hecho :P)

      Si verdaderamente quieres viajar, ya sabes. Establece un presupuesto y pon fecha para tu próximo viaje. No importa que este sea de una semana, un mes o todo un año. El procedimiento es el mismo.

      ¡Un fuerte abrazo desde Granada!

  4. Te has lucido crack. Vaya pedazo de post, no puedo estar más de acuerdo. Eso sí, me ha hecho mucha gracia encontrar mi cara a mitad del post, eso sí que no me lo esperaba.

    En mi caso, la libertad siempre ha sido mi estandarte, mi bandera, si prefieres llevarlo así. No os lo enseñé esos días que disfrutamos en Girona, pero el primer tatuaje que me hice, con solo 16 años, habla del significado de la libertad y es que la libertad, además de las espirales, es algo que siempre me ha obsesionado y por lo que siempre estoy luchando.

    Y no se trata solo de la libertad de la que hablas en el post. Llevo mucho tiempo librándome de cadenas para alcanzar esa libertad que mencionas. Hoy, como bien dices, he conseguido ser ya suficientemente libre para estar un martes en Girona, diciembre en Mallorca, enero en Finlandia, marzo pintando, abril en Ibiza, etc. Me dedico a lo que me gusta, lo hago desde donde quiero y trabajo bajo mis propios horarios.

    Aún así, hay una libertad que se que aún me cuesta alcanzar, que bajo mi opinión es la más difícil y es de alguna forma independiente a la anterior. Y es la libertad interna, la libertad para permitirnos ser y actuar como realmente sentimos adentro, sin limitarnos por ningún factor o creencia, ya sea propia o heredada.

    Me encantó tu post, veo que la charla de Barna también te ha servido a tope 😉
    Comparto!!
    Un abrazo,
    Andrea

    • Oliver
      Author

      ¡Qué bueno verte por aquí querida Andreita! 😀 Que te quede claro que este post es fruto de esa semana de viaje por la costa mediterránea. Una prueba más que el viaje y la gente que conoces en el camino son la mayor fuente de inspiración que alguien pueda tener.

      Me encantó conocerte en Barcelona y compartir aquellos días (¿o horas? :O) en Girona. Lo pasé increíblemente bien y creo que no habríamos podido tomar una mejor decisión.

      Espero que nuestros caminos vuelvan a cruzarse muy pronto tía. Mientras tanto, sigue disfrutando de tu tiempo con tanta pasión como hasta ahora.

      ¡Un fortísimo abrazo!

  5. Muy buen artículo Olíver.
    Haces referencia al tiempo. Este domingo pasado escribí sobre el tiempo, eso tan valioso pero que olvidamos prestarle atención.

    Si además de ser consciente del tiempo, tienes libertad, como tu dices: “te hace sentir un héroe y el rey del universo”.
    Sigue inspirando a las personas a actuar y sobretodo a conocer mundo.

    Enhorabuena por vivir la vida como quieres y por el artículo.
    Un abrazo.

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias por tus palabras Albert! Veo por tus palabras y por lo publicado en tu blog que estamos en plena sintonía en cuanto a mentalidad y estilo de vida se refiere.

      Sigamos siendo héroes y disfrutando de nuestro tiempo tanto como hasta ahora.

      ¡Un fuerte abrazo!

  6. Alicia

    Muy buen artículo y totalmente de acuerdo. Después de vivir un mes en Kenia y haber viajado por Marruecos y Senegal, siento que debería pasarme la vida viajando; pero no encuentro la manera. De momento me conformo con los dos meses de verano y 10 días en semana santa y Navidad que mi trabajo como profe me deja, y no me quejo… pero quizá mi sueño de dar la vuelta al mundo se vea reducido.
    Un abrazo viajer@s!

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Alicia! Ten claro que la manera ideal para hacer ese sueño de dar la vuelta al mundo no la vas a descubrir sentada en el sofá de tu casa. Aprovecha esas amplias vacaciones para hacer tus viajes pendientes realidad, prueba nuevas alternativas de viaje e inspírate de aquellas personas que consiguieron lo que tu buscas.

      Y respecto a tu vuelta al mundo… ¿Qué es lo que te impide hacerla realidad? Yo no veo tan complicado ahorrar X cantidad, pedirse una excedencia de un año en el trabajo y lanzarte a hacer tu sueño realidad. ¿Dónde está el problema? ¡Ah sí, en tu cabeza!

      ¡Un fuerte abrazo Alicia!

  7. Sonia

    Hola, me siento muy identificada con lo que comentas pero cómo consigues vencer ese miedo a la incertidumbre que acompaña a las personas que no tienen un trabajo fijo? en mi caso es lo que más me atemoriza, verme sin un proyecto que me de como mínimo para vivir. Un saludo

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Sonia!

      Como es evidente, dejar tu trabajo sin tener un plan B en mente va a dar miedo, y con toda la razón del mundo. Lo ideal es que antes de tomar una decisión tengas claro un objetivo en mente, un motivo lo suficientemente fuerte para dar ese cambio en tu vida.

      Ese incentivo puede ser un viaje, un proyecto de voluntariado, una idea de negocio, un cambio de aires, cualquier cosa que te de el impulso que necesitas para dar ese paso de valentía. El temor a salirse de lo comúnmente aceptado y la incertidumbre van a estar ahí, pero son una parte del precio a pagar por esa Libertad.

      Y como digo en el post, no tienes porque dejar tu trabajo fijo definitivamente. Siempre tienes opción de pedir una excedencia o invertir unas vacaciones en hacer algo diferente con tal de conocerte más a ti mismo y aclararte esos miedos y dudas.

      Gracias por comentar y bienvenida al blog Sonia. ¡Un fuerte abrazo!

  8. Tu Amigo y Vecino Spidermike

    Hello, ya lo leí el otro día en tu casa y te dije mi opinón. Y ahora no hago más que reiterarme en que es uno de los artículos más pasionales que has escrito. No voy a ponerme a decir que me encantan los conceptos de “la libertad hay que ganársela” o “invítala a bailar”, porque ya te lo he comunicado hahaha. Lo que sí voy a hacer es definir este artículo como “Creador de Alas”, porque sí, porque te estás haciendo todo un sabio en el arte de inspirar personas y cada vez tienes más artículos creando alas por toda España. Y bajo todas esas alas, tu inconfundible firma 😉

    PD: como bien sabes yo estoy invitándola a bailar, un proceso mucho más mental y de interiorización que físico….bueno, te dejo que tengo que acabar los deberes 😛

    GRACIAS POR TODO OLIVS¡¡

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias a ti por tu apoyo continuo e incondicional! De verdad, leer estas palabras de uno de tus mejores amigos son sin duda uno de los mejores regalos que uno pueda tener. Sé que tenemos mil aventuras por vivir juntos y que muy pronto podremos decir bien alto que ambos estaremos disfrutando de nuestra Libertad.

      Te veo muy pronto que tenemos que ponernos al día. ¡Un fortísimo abrazo! <3

  9. Pingback: La impagable satisfacción de hacer tus sueños realidad

  10. luz wilches

    Me encanto tu articulo, realmente el tiempo es muy valioso para pasarlo en 4 paredes, sin experimentar..estoy en ese proceso de transformación de mi vida y lo que me llevo a pensar en el tiempo, fue mi hija, quiero y deseo compartir mas tiempo con ella y mi actual trabajo me lo impide, ademas quiero enseñarle que no tiene que seguir los mismos patrones que la sociedad a condicionado, que hay otras alternativas, que el dinero no lo es todo y realmente en el fondo siempre he querido viajar., pero no había hecho un buen uso del Internet y no conocía otra forma de obtener ingresos para vivir. tristemente creí y acepte lo se supone de bedia hacer.

    • Oliver
      Author

      Es más fácil para nuestro cerebero aceptar el camino fácil, alejado del miedo y la incertidumbre. ¡Me alegro de que todo esto haya cambiado! Sin duda tu hija estará muy orgullosa de su padre. ¡Un fortísimo abrazo y bienvenido al blog!

  11. Pingback: No sé qué hacer con mi vida: Los 15 mejores artículos que te ayudarán a encontrar tu propio camino - Libres Viajeros

  12. Pingback: Los 29+1 tweets que te motivaran a lanzar tu blog sin miedo. Los expertos nos dan sus consejos.

  13. Me encantó infinitamente, es lo que empecé a sentir después de mi viaje a Brasil, en donde trabaje en una ONGs que brinda soporte a niños con cáncer, me sentí libre y quiero seguir sintiéndome así. Te felicito por tomar las decisiones correctas para tu vida. No se como llegué a este blog jajaja pero ahora pienso escribir el mío también<3

    Muchos éxitos y libertad infinita por siempre.

    • Oliver Trip
      Author

      ¡Y yo te felicito a ti por tomar la decisión de ser libre siempre y no solo unas semanas al año! 🙂 Te doy la bienvenida al blog y te deseo todo lo mejor si te decides a abrir el tuyo. 😀

  14. Pingback: Los 50 mejores blogs de crecimiento y desarrollo personal

  15. Hola Oliver!

    Que manera de sentirme identificada en cada una de tus palabras.

    Te conocí gracias a Antonio de Inteligencia Viajera ya que me estoy formando con él, precisamente para hacer realidad lo que mencionas: libertad en el sentido más amplio de la palabra. Libertad financiera, viajar donde quiera, el tiempo que quiera, vivir en el país que quiera… tomar las riendas de la vida, y decidir lo que uno quiere.

    Gracias por expresarte de una forma tan clara y convincente. Tu historia, tu hermano, y este blog son buenísimos para el camino que estoy recorriendo.

    Dejé un trabajo, y estoy haciendo -precisamente- todo eso que cuentas que no se ve detrás. Estoy en esa etapa, siendo perseverante, para cumplir ese sueño que compartimos, y que si tú pudiste hacer realidad (al igual que otras personas) entonces ¿por qué yo no? claro que puedo!

    Viajo contigo a través de tus palabras, y me animan a continuar. Gracias!!

    Un abrazo viajerazo

    • Oliver Trip
      Author

      ¡Wooow! Gracias por tus palabras Andrea! Me encanta leer mensajes de compañeros viajeros y locos de la vida que se suman a este viaje del emprendimiento, el autoconocimiento y la superación personal 😀

      Con esas ganas y energía que desprendes estoy convencido que conseguirás todo aquello que te propongas.

      ¡Un fuerte abrazo!

  16. Me siento identificada contigo en cada palabra, post e idea que transmites.
    La verdad que tus vídeos y tu manera de expresarte transmite muchísima energía y motivación.
    Creo que eres de las pocas personas que en vídeo transmiten ese buen rollito en su máxima expresión.
    No recuerdo si te había escrito antes, pero si no, ya era hora.

    El primer problema que yo veo cuando te sientes tan diferente y quieres otro estilo de vida como tú dices que te permita vivir viajando, y no tienes a nadie en tu entorno ni en tus más “íntimos” que compartan eso, puede ser bastante jodido. Es como estar continuamente luchando y sin saber realmente si serás capaz de hacer posible ese sueño y hacer rentable y saber cumplir ese estilo de vida. La falta total de apoyo es algo que machaca bastante y te desvía de tu propósito. Y yo es algo con lo que he tenido que luchar desde que tengo uso de razón.

    Siempre me ha apasionado viajar y aprovechaba cada puente y vacaciones para hacer pequeñas escapadas por España hasta que acabé mis estudios y “obligaciones” en 2015 y me lancé a la aventura.
    Estuve como un año y medio haciendo voluntariados, viajando por Europa de mochilera, siendo aupair en Irlanda, trabajando en Inglaterra y viviendo 3 meses increíbles en India como voluntaria (y también viajando bastante). Fue apasionante. Y como en la organización de Inglaterra estuve trabajando de voluntaria en la promoción y me fue muy bien, se me abrió un mundo a los negocios online.

    A mí me gustaría ser nómada digital y cuando vine de India en Diciembre (ya hace casi un año) decidí abrir mi blog de viajes, fotografía y motivación. Estaba super ilusionada y me apasiona muchísimo pero la verdad que no me ha dado la mínima rentabilidad que esperaba para todo el esfuerzo tiempo y trabajo de meses que lleva detrás. Pero no me desanimo! Seguiré luchando por lo que sé que me hace feliz y por el estilo de vida que quiero conseguir.

    Gracias por se uno más de los “inadaptados” y hacernos ver que no estamos tan solos. Me seguiré formando y creciendo para cumplir mis sueños. Que, por cierto, Tailandia es un destino que me atrae mucho de hace años y sé que cuando lo conozca me va a encantar. Y comparto lo de que el mundo es tan grande y hermoso como para quedarse plantado en un solo lugar.

    Todo lo mejor, gracias por tu trabajo y mucho ánimo para que sigas cumpliendo tus sueños.
    Un abrazo!!

    • Oliver Trip
      Author

      ¡Un verdadero placer leerte Ishtar!

      Tienes toda la razón en cuanto a eso de salirte del camino marcado y tener momentos de soledad en los que parece que nadie te entiende. A eso le estaré siempre agradecido a Internet y a este blog, gracias a los cuales he tenido la oportunidad de conocer gente maravillosa que comparta mis mismos sueños e inquietudes en la vida.

      Respecto a tu proyecto, si crees que es el camino que debes seguir para seguir cumpliendo tus sueños y alcanzar ese estilo de vida soñado, no desistas. La clave está en, tal y como acabo de decirte, contactar esas personas que hayan conseguido lo que tú ahora intentas, dejar los miedos y las inseguridades a un lado, y estar dispuestos a aprender del camino recorrido por esas personas.

      ¡Cualquier cosa que necesites ya sabes dónde encontrarme!

      Un fortísimo abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *