Todo lo que haría si no supiese qué diablos hacer con mi vida

Que hacer con mi vida

 

Uno de los artículos más leídos del blog fue uno de los primeros que escribí. En él contaba todo lo que le diría a mi yo de 18 años si me cruzara con él.

Es increíble ver cómo tu forma de ver el mundo va evolucionando conforme a tus experiencias.

No te das cuenta hasta que te detienes a pensar y analizar todo lo que has ido aprendiendo durante los últimos años.

Al igual que la gran mayoría de jóvenes de hoy en día, yo también pasé por esa etapa de la vida en la que nos encontramos más perdidos que nunca.

Sé perfectamente lo que se siente.

La idea de tomarme un año sabático, entendiendo este como ese tiempo en el que te sitúas al margen de todo el el círculo académico y laboral, donde la prioridad es terminar una homologada formación para seguido comenzar con otra y seguir así hasta encontrar ese trabajo fijo tan “ansiado”, me parecía entonces una locura.

Sin embargo, ahora lo veo desde una perspectiva totalmente opuesta.

Si tú también estás pasando por esa desesperante situación personal en la que no tienes ni idea de qué camino deberías tomar, permíteme el lujo de convencerte de por qué no sería tan mala idea tomarse ese mal visto año sabático.

Todo esto es lo que yo haría si no supiese qué hacer con mi vida.

 

Descubriría qué me apasiona hacer

Sé que puede resultar muy frustrante el hecho de que siempre estés leyendo o escuchando eso de: “persigue tu pasión y sé feliz”.

Es muy fácil decirlo, aunque no tanto asimilarlo cuando realmente no tienes claro cuál es esa pasión.

Vivimos en una sociedad donde todo está programado. Desde que naces hasta el momento en que terminas tus estudios y llega el momento de encontrar el trabajo que te dará de comer durante el resto de tus días.

Tendemos a tomar decisiones y a actuar de manera precipitada, sin apenas detenernos a pensar el por qué de lo que estamos haciendo.

Decisiones que van a tener un fuerte impacto en nuestra vida, tanto a nivel económico como temporal, tomadas en unos pocos días.

Si no dime cuanto tiempo transcurre desde que te dan tus notas de selectividad hasta que te matrículas del nuevo curso. ¿Una única semana para decidir sobre el futuro de nuestros próximos 4 – 5 años de tu vida?

Ni hablar.

¿Por dónde empezar entonces?

Comienza haciendo una lista de todas aquellas cosas que te gusta hacer.

Puede parecerte un ejercicio absurdo, pero dime, si te preguntara por aquellas cosas que te gusta hacer en tu día a día, ¿serías capaz de responderme casi sin pestañear?

¿Me darías una respuesta rápida y contundente?

Probablemente no.

Esto ocurre porque no nos conocemos tanto como creemos. Pasamos demasiado tiempo dentro de una rutina que nos impide ver más allá.

Mi filosofía es la siguiente:

[stextbox id=”info” bgcolor=”00AEEF” bgcolorto=”00AEEF”]Busca algo que te guste hacer y a lo que no te importaría dedicarte durante los próximos 5 años de tu vida. Averigua si hay gente que se dedique profesionalmente a ello y analiza su labor, toma nota de las ventajas y desventajas de su trabajo y observa su forma de generar ingresos.[/stextbox]

 

¿Te convence? Adelante, prueba con ello.

Si no siempre podrás convertirte en un experto en la materia y ser valorado profesionalmente por ello.

Mírame a mí.

He unido mis pasiones de viajar, conocer gente nueva y el desarrollo personal, en este blog.

Cuando empecé no tenía ni idea de cómo crear una página web y apenas era capaz de escribir un párrafo sin frustrarme, y aquí me tienes ahora.

 

Pasaría una temporada en el extranjero.

Pasar una temporada en un país extranjero ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

La experiencia de viajar solo a otro país, cuya cultura e idioma difieren por completo al tuyo, me proporcionó un crecimiento personal de valor incalculable.

Siempre que hablo con alguien que acaba de terminar sus estudios intento convencerlo de que se anime a vivir esta experiencia.

Personalmente, viajar ha sido la manera ideal de conocerme a mí mismo y de descubrir mi estilo de vida ideal.

Estilo de vida, qué palabra más bonita y a la vez tan prostituida.

¿Qué es para mí un estilo de vida? Muy sencillo, disfrutar de todo aquello que me apetezca, con las personas que quiera, con el mínimo de ataduras posible.

Piensa en tu día perfecto. ¿Cómo sería? ¿Qué desayunarías? ¿De qué forma emplearías tu tiempo?

Ese sería tu estilo de vida ideal. Ahora tan sólo tienes que averiguar cuál es el camino que más rápido te llevará a ese destino.

Pasar una temporada en el extranjero te convertirá en una persona mucho más madura e independiente.

Será la formación previa que te llevará a ese momento soñado.

 

 

Aprendería idiomas, muchos idiomas.

Ojo, estoy diciendo idiomas, no inglés.

Doy por hecho que eres consciente del valor que tiene dominar la lengua anglosajona, tanto a nivel personal como profesional.

Si el inglés sigue siendo tu asignatura pendiente, ya tienes tarea para los próximos meses.

Una vez lo dominara, seguiría con un segundo idioma.

Cuantos más idiomas domines, más puertas se abrirán en tu camino.

Tus oportunidades laborales se multiplicarán. No sólo te será más fácil encontrar un trabajo en tu país de residencia, sino que serás capaz de desenvolverte en cualquier rincón del mundo y tus alternativas serán ilimitadas.

¿Por qué colocar barreras innecesarias?

Actualmente hablo español, inglés, francés, me desenvuelvo en italiano y me gustaría aprender ruso.

¿Si te digo que de pequeño no se me daban bien los idiomas me creerías?

El punto de inflexión fue justamente experimentar los beneficios en primera persona. Una vez los descubras, te digo yo que desearás poder hablar todos los idiomas del planeta.

 

Intercambio Cultural

Viajar, la manera más rápida y eficaz de aprender idiomas

Conocería personas con mis mismos intereses.

Te voy a decir algo que me gustaría que recordarás por siempre:

“Las personas son la mayor fuente de inspiración que pueda existir”.

No te limites a un círculo de amigos cerrado. Sal ahí fuera y haz nuevas amistades.

Rodéate de gente que tenga las mismas aficiones e intereses que tú. Absorbe todo lo positivo y aplícalo en tu vida.

Desde niño me apasionaron los videojuegos, pero la posibilidad de dedicarme a algo relacionado con la temática me parecía remota y prácticamente inaccesible.

Sin embargo, un chico que conocí en un hostel de Dublín me convenció de lo contrario. A este chico le pagaba una conocida empresa por probar sus videojuegos.

¿Qué fantástico no?

Bueno, puede que no sea tu trabajo ideal, pero sí que sería una maravillosa forma de meterte de lleno en el sector.

Más que por lo buenos que sean los juegos que pruebes, por la calidad de los contactos que harás trabajando en esa empresa.

Hay que tener amigos hasta en el infierno.

No te confundas, no te hablo de enchufes ni nada similar.

Si eres capaz de posicionarte como un experto en la materia, las personas que conozcas te reconocerán como tal. Tu labor consiste en ser la persona de quien se acuerden cuando alguien hable sobre tu campo de actividad.

Por tanto, cuanto mejor seas haciendo lo que haces y más personas conozcas, más oportunidades te llegarán.

 

Quedada Vivir al Máximo

 

Desarrollaría nuevas habilidades.

La formación es algo que no debes limitar únicamente a tu rutina académica.

A lo largo de mi vida he ido desarrollando una serie de habilidad en las que, si te soy sincero, ni el instituto ni la universidad han influido lo más mínimo.

Si no sabes qué quieres hacer con tu vida, puedes empezar desarrollando estas habilidades genéricas, útiles para todo el mundo y que casi por sentado llegarás a utilizar en algún momento de tu vida:

  • Habilidades sociales. Abrirte a nuevos círculos. Ser capaz de tratar con completos desconocidos.
  • Habilidades lingüísticas. La mejor forma de diferenciarte. Ya te lo he comentado antes, aprender nuevos idiomas = miles de nuevas oportunidades.
  • Habilidades de comunicación verbal. Saber expresarte correctamente y de forma clara ante un público determinado.
  • Habilidades digitales. Vivimos en la era de Internet. Los conocimientos relacionados con la red de redes (Creación de sitios web, Redes Sociales, SEO, Marketing Online, etc.) son muy valorados hoy en día y aplicables a cualquier tipo de negocio.
  • Habilidades en finanzas personales: Una asignatura que siempre he echado en falta durante mi etapa escolar. Saber tratar con el dinero es fundamental. Al fin y al cabo es tu tiempo lo que intercambias por él, por lo que no es algo que debas tomar a la ligera.

Todas estas habilidades van a serte útiles tarde o temprano, así que antes de empezar una carrera cualquiera o emplear tu tiempo y dinero en algo que realmente no sabes si te será de valor, puedes empezar por estas pocas que te he mencionado.

 

Buscaría un trabajo temporal

Hay que buscar la inspiración, pero tampoco es cuestión de quedarnos parados hasta encontrarla.

Busca un trabajo temporal. Si está relacionado con tus intereses y aficiones, mejor que mejor.

No importa que sea en tu ciudad o en el extranjero, la finalidad debería ser la misma: financiarte temporalmente y ahorrar lo suficiente para invertir posteriormente en ti.

Llevo más de siete meses trabajando en la Oficina de Turismo del Ayto. de Granada como Community Manager e informador turístico. En dos meses termino contrato.

Muchos amigos y familiares me preguntan si tengo posibilidad de renovar contrato, sin embargo se asombran cuando me escuchan decir que no estoy interesado en renovar.

Mi paso por la oficina es un mero tránsito.

Mi intención es ahorrar el dinero suficiente para poder pasar unos 2 – 3 meses viviendo en Tailandia el año que viene la sin necesidad de buscar trabajo una vez esté allí. Así tendré el margen de tiempo necesario para poder dedicar el 100% de mis esfuerzos en el blog, sin distracciones, y empezar a cumplir mi sueño de vivir viajando.

Tú también puedes (y debes) hacer lo mismo. Define bien tus objetivos y ten claras tus metas. El aliciente por tu trabajo se mantendrá vivo hasta el momento que cumplas tus marcados objetivos.

Trabajar por trabajar no agrada a nadie. Hazlo por una razón más motivadora que el mero hecho de pagar facturas.

Oficina de Turismo de Granada

Un día genial en la oficina 🙂

Realizaría un voluntariado.

¿Qué mejor manera de saber si algo te gusta o no que probándolo?

Hace un tiempo leí que una chica había probado más de 30 trabajos diferentes en un único año.

Algunos remunerados y otros como voluntaria.

Sus objetivos no estaban relacionados con el dinero, iban más allá.

Esta chica no tenía ni idea de qué hacer con su vida, así que su decisión fue probar durante un año tantos trabajos como le fuera posible, desempeñando trabajos de lo más diferentes.

Yo opino igual que ella, ¿cómo puedes saber si un trabajo te gusta si nunca antes lo has probado?

Obviamente, si te gustaría dedicarte al mundo de la medicina, lo tienes más complicado. Pero no quiere decir que no puedas rodearte de personas que trabajan en el sector y que puedan contarte de primera mano qué tal es su día a día en el trabajo.

Alicia es experta en cuanto a este tema. Sus dos grandes pasiones son la fotografía y el trabajo social, así que decidió unirlas yéndose de voluntaria a Guatemala.

No sólo estuvo de voluntaria, sino que realizó dos proyectos de colaboración y solidarizó a cientos de personas con su causa. Todo esto financiándose a través de eventos solidarios, campañas de crowfunding y becas universitarias.

Esto le ha permitido abrirse un hueco dentro del mundo de la fotografía y posicionarse como experta en el sector, además de hacer decenas de nuevos contactos con lo que poder hacer futuras colaboraciones.

¡Espero que algún día se anime a compartir su experiencia en el blog!

Otra opción para compatibilizar el irte de viaje por el mundo con hacer un voluntariado, es encontrar trabajo a cambio de alojamiento en algún hostel. Esta es una práctica que casi todos los hostels realizan y que beneficia a ambas partes.

El hostel cuenta con una mano adicional y tú trabajas unas cuantas horas al día a cambio de una cama. Recuerda que lo más caro de un viaje siempre es el transporte y el alojamiento, con esto ya tienes saneado lo segundo.

En un futuro artículo te contaré todas las formas de encontrar alojamiento gratuito mientras viajas. ¡Paciencia!

 

¿Qué hacer con mi vida? ¡Vívela!

La tarea más importante y que siempre debes tener en mente.

Hay una frase que me encanta y que siempre repito:

“Todos tenemos dos vidas. La segunda empieza en el momento que nos damos cuenta de que sólo tenemos una”.

El camino puede ser difícil y frustrante, pero no imposible. No te dejes vencer por el negativismo que corrompe nuestra sociedad.

Quizás no tengas poder para cambiar el mundo, pero sí para adaptarlo a ti.

 

Haciendo el Camino de Santiago

 

¡Ahora es tu turno!

Este artículo ha sido fruto de mis experiencias, así como de múltiples conversaciones con amigos. Ahora es tu turno de llevar la teoría a la práctica, pero antes anímate a dejar tu opinión 🙂

  • ¿Te encuentras en una situación parecida o ya has pasado por esta etapa?
  • ¿Cómo actuaste? ¿Qué decisiones tomaste para redirigir tu vida?
  • ¿Crees que me he dejado algo de vital importancia? ¿Qué añadirías a la lista?

¡Te espero en los comentarios!

Un abrazo,

Oliver.-

 

43 comments

  1. Muy bueno el artículo Oliver.
    Coincido con muchas de las opciones que propones. Cuantas más cosas haga uno, cuanto más lejos se vaya, cuanto más diferente la gente con la que se relacione, má se aprende.
    Uno de los problemas es que nos hacen tomar decisiones muy importantes para nuestra vida cuando somos muy jóvenes y no tenemos ni idea de que queremos hacer. Yo empecé la universidad con 17 y no tenia ni idea de que estudiar.
    En otros países tiene el gap year y los chavales se van a ver mundo, a trabajar, a hacer voluntariado antes de tomar estas decisiones.
    Gracias por el post, vas a ayudar a mucha gente, que tiene lo que yo llamo el síndrome de la mochila.
    Un abrazo

    • Oliver
      Author

      Gracias Francisco por tus bonitas palabras 🙂

      El tema del Gap Year es algo que ya debería estar más que implantado en nuestra sociedad. Supongo que como en todo, siempre estamos a la cola. Pero para eso estamos nosotros, para tratar de inspirar y abrir la mente a aquellos que no se atreven del paso.

      Al fin y al cabo son somos las experiencias que vivimos, nada más.

      Un fuerte abrazo. ¡Me ha encantado leer tu comentario!

  2. Xavi

    Muy buen post, como tú dices muchos estamos/hemos estado en esta situación… siempre va bien leer todos estos pensamientos e ideas agrupados en un post 🙂 Que por cierto, cada vez te quedan mejor.

    Besos!

    • Oliver
      Author

      ¡Buenas Xavi! Un placer ver tus comentarios, como siempre 😀

      Me alegro de que te haya gustado el artículo. Justo mi intención era esa, echar una mano a aquellos que están pasando o han pasado por esos momentos. Este tema ha sido fruto de muchas conversaciones con amigos y ya iba siendo hora de escribir un artículo que recopilara todas las ideas.

      Un abrazo crack y gracias por tu comentario 😉

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias a ti Gloria por animarte a comentar! Hay que dejar de preguntar y empezar a actuar. La inspiración no llega sola, hay que salir a buscarla.

      Un fuerte abrazo. Espero volver a verte por aquí 🙂

  3. La vida se nos pasa ante nuestros ojos… y cuando nos damos cuenta quizá es demasiado tarde para hacer muchas cosas, así que el consejo de darnos tiempo a reflexionar que es lo que nos hace felices, es clave.

    • Oliver
      Author

      ¡Algún día ese año sabático será obligatorio por Ley! De vez en cuando hay que desactivar el piloto automático y preguntarse el por qué de nuestras decisiones.

      ¡Un fuerte abrazo Marta! Un placer tenerte por aquí.

  4. Migue

    Articulazo Oliver, me encanta la parte de mejorar habilidades de diverso tipo: sociales, lingüísticas, comunicativas, etc. La verdad que siempre hay cosas que hacer y que mejorar y fortalecer para con nosotros mismos. Me gusta mucho esa mentalidad 😛

    P.D: y yo doy fé que la sigues¡ 🙂

  5. Marga D.

    Me ha encantado tu artículo, es directo, honesto, ofreces consejos estupendos como el de aprender muchos idiomas, ampliar tu círculo de amigos, conocer personas que te aporten cosas nuevas. Yo tengo algunos años más que tú y ya llevo algunas crisis personales y laborales en mi vida; y lo que he aprendido de esto es : “vive tu vida que nadie va a morir por ti”, aprende cosas nuevas, nunca dejes de fascinarte por cosas nuevas y todo aquello que hagas hazlo con PASSION ( me gusta más como suena en inglés), y “piano piano si va lontano”; eso sí en un momento determinado tienes que saber hacia que puerto quieres navegar, por lo que veo tú lo tienes muy claro.
    Muchas gracias Oliver.

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Marga! Qué alegría leerte por aquí.

      Veo que tú también tienes todos estos aspectos más que asimilados. Lo importante es tenerlos anotados bien cerquita para cuando se acerquen esos momentos de necesidad inspiradora.

      Seguimos teniendo ese café, no lo olvido 🙂

      ¡Un abrazo!

  6. jos

    Hola! buena reflexión…me sumo a la petición de instaurar el gap year como algo obligatorio…y pensar que hace años me miraban con cara de loco por decirlo…bueno ni sabían que era eso del gap jajaja Más viajar hace falta. Enhorabuena por el blog y la autenticidad al escribir . Un saludo 😉

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Jos! Muchas gracias por tu comentario y halagos.

      Estaría guay crear una petición de firmas en change.org para instaurar en nuestra sociedad el Gap Year. ¿Quién se apunta? 😀

      ¡Un abrazo crack!

  7. De alguna manera acabé haciendo casi todo lo que dices pero a mi manera. Por ejemplo antes de entrar a la universidad opté por no viajar y entrar directo del instituto (en Latinoamérica le llamamos colegio) a una facultad. Apenas tuve unos 2 meses de vacaciones, pero nunca tuve presión de nadie por escoger qué estudiar y no me arrepiento de la decisión que tomé. Acabé haciendo ese viaje hacia el final de la universidad cuando tenía las cosas más claras y mi inglés era el 80% de lo que es hoy. Como te digo, acabé haciéndolo pero en otro momento y nunca sentí presión alguna.

    En Latinoamérica no es tan barato viajar, y nuestras monedas tienen un valor mucho menor que el Euro o el Dólar, así que aprender inglés o cualquier otro idioma hablado en Europa resultaría muy caro si se hiciera viajando. Tal vez eso influyó en mi decisión de quedarme en Colombia al menos en ese momento. Los idiomas que aprendí fue en mi país y no afuera. Pensar responsablemente en el dinero de mis padres (que en ese momento eran quienes me financiaban todo), me hizo tomar una decisión que creo que fue correcta.

    Hiciste una buena guía que creo que cualquiera la podría adaptar a su manera.

    Un abrazo

    • Oliver
      Author

      ¡Muy buenas Dani! Muchas gracias por tu comentario.

      Está claro que la situación de cada uno es clave. En el caso de los europeos, contamos con un montón de facilidades para movernos por Europa (voluntariados, libre circulación, misma divisa, etc.),

      Respecto a sudamérica, no podré opinar hasta que yo mismo lo viva en primera persona. Aunque, como todo, no hay más que buscar a aquellos grandes viajeros sudamericanos (que hay miles) y ver que tal se lo han montado.

      Un abrazo crack.

  8. Muy buen articulo!
    Algunas cosas las vivi, como irme a trabajar una temporada afuera. Consejo que le doy a todo el mundo!
    Ahora estoy en la etapa que arme un blog y luchando con wordpress y todos eso que entiendo muy poco.
    Y pensando en organizarme para tomarme unos meses de viaje por Asia cuando termine la universidad el año que viene, asi que ayudan tus palabras.

    Un abrazo!

    • Oliver
      Author

      ¡Muy buenas Guido!

      Veo que coincidimos al 100% en nuestra filosofía de vida, de hecho los tres puntos que has destacado en tu comentario son compartidos.

      El primero y el segundo ya los cumplí, ahora toca el tercero. En cuanto termine la universidad este año me cojo el vuelo más barato que encuentre rumbo a Tailandia. Quizás coincidamos en algún lugar 🙂

      Bienvenido al blog. Un placer leer tu comentario.

  9. Alfonso Soto

    ¡Muy de acuerdo contigo, Oliver!. ¡Qué gusto da saber que tengas esta iniciativa de documentar tu paso por el mundo, por la vida y tus experiencias personales… pero, sobre todo, por compartirlas!. ¡Gracias!.
    Este blog tuyo, en lo personal, funge como una ventana que nos aporta referencia, cuando vivimos anclados en el ritmo de la cotidianidad (casi como el caballo de carreras, que solo lleva una vista al frente, y no voltea a los lados para ver que hay más por ver).
    Personalmente, estoy replanteándome la vida, en el hacer, en mis funciones, en lo que quiero seguir haciendo, que contribuya a mi felicidad y a mi evolución como ser humano. Y como ente social, también.
    El consumismo nos trae mal a todos, vivimos en un sistema que nos exige a gritos comprar sin parar; que nos dice que el año y modelo del auto, las marcas y el código postal nos mide y nos dará la felicidad, y ahí vamos con prisa cobrando y pagando como hámsters en su -ruedita como pista- sin descanso alguno consumiendo las necesidades que nos han creado, y que la media informativa nos los restriega en la cara todos los días que así es. De aquí la importancia de construirnos un juicio propio, de autocrítica, de crítica objetiva para hacer un alto y plantearnos de qué va la vida, y cómo queremos que sea la nuestra, en lo individual, en la esencia. Sólo así podremos -no distraernos- con el entorno que nos prevalece. Sólo así podremos ponernos la vida en perspectiva.
    ¡Gracias, de nuevo!.
    Te saludo desde México. El próximo mes me voy a recorrer el Sudeste de Asia por dos meses. ¡A vivir, que esto se acaba!.
    🙂
    Un abrazo fraterno a tí, y a todos los hermanos de este tu blog.

    • Oliver
      Author

      ¡Buenas Alfonso!

      Me ha encantado leer tu reflexión, en serio.

      El tema del consumismo pienso que está ligado a la falta de autoconocimiento de los compradores. Me explico: una vez tienes claras tus preferencias, el consumismo no tiene por qué afectarte, ya que tendrás más o menos definido cual es el camino que crees que te llevará a ese estilo de vida ideal, a esa idílica felicidad. Cuando este no está bien definido, es más fácil tender a dejarnos llevar por todo lo que nos venden y convertirnos en una pieza más de todo el sistema, en simples objetos del mercado.

      De ahí la importancia de trabajar esa faceta personal de cada uno. Abrir nuestra mente y moldear una capacidad de crítica propia.

      Un placer tenerte por aquí, espero que no sea la última 🙂

      En septiembre yo también andaré por el sudeste, concretamente por Tailandia. Quien sabe, quizás se acaben cruzando nuestros caminos. ¡Un abrazo!

  10. Buenas Oliver,

    Creo que el problema está en que el “gap year” anglosajón lo traducimos como “año sabático” y esa es una mala traducción del inglés, ya que significa un año de trabajo en la búsqueda de ti mismo.

    También tenemos el problema cultural de que la tradición cristiana ha transmitido la idea de que somos pecadores y por tanto culpables por lo que tenemos que alguien nos tiene que proteger. Mientras que la cultura anglosajona es protestante y está basada en que según los actos que realices en la tierra así serás juzgado en el cielo. Esto se refleja en que cada uno es responsable de sus actos al contrario que los españoles que el responsable es el grupo, el estado, …

    Y desde mi punto de vista te ha faltado algo a todo el texto, y es que te tomes ese año sabático como el año que más te esforzate en todo. Creo que si cada uno se lo plantea como un curro, donde te tienes que levantar temprano y hacer cosas, será el año más maravilloso de tu vida.

    Añadiría también estas habilidades para todo el mundo:
    – Habilidades sociales, conoce a un desconocido cada día.
    – Aprende finanzas, tener unos conocimientos de que es el interes compuesto, el dinero, la bolsa, … te hará gestionar mucho mejor tu dinero.
    – Aprende un lenguaje de programación, los ordenadores serán tu herramienta de trabajo, y saber un lenguaje cualquiera te dará perspectiva de su funcionamiento.

    Aunque no sigo tu blog por falta de tiempo, un saludo fuerte y mucha energía positiva con todo lo que haces.

  11. Oliver
    Author

    ¡Buenas Luismi, qué alegría me ha dado tenerte por aquí!

    Estoy muy de acuerdo con lo que comentas.

    El año sabático, tal y como dices, se relaciona aquí con pasar una temporada tocandonos las pelotillas, sin trabajar ni aprender nada nuevo. Pasar un año de vagos, por así decirlo. Esa es una mentalidad que poco a poco irá cambiando con el paso de los años, estoy seguro.

    También me ha encantado eso de que tendemos a quitarnos el muerto de encima. Nosotros somos los grandes culpables de nuestra situación individual, ya sea por decisiones que hayamos tomado recientemente o en el pasado. Aquí es más fácil pasar la patata caliente al político de turno, al Estado o a los bancos y creer inocentemente que nosotros hemos puesto todo de nuestra parte porque las cosas nos fuese bien.

    Lo dicho Luismo, un placer. Espero que pronto podamos conocernos por fin en persona 🙂

    ¡Un abrazo!

  12. Pingback: 17 posts que te podrían cambiar la vida de los mejores blogueros en español - El Sindrome de la Mochila

  13. Bárbara

    Y esta ha sido una de esas veces en las que “el post llega en el momento perfecto”. Te acabo de descubrir y me ha encantado el post! Así que quedas oficialmente añadido a mi lista de blogs obligatorios y ya me iré poniendo al día (que me gusta eso, encontrar un buen blog y sacar tiempo que no tengo para releermelo de fin a principio jajajajaja).
    Comparto muchos de tus pensamientos, aunque es verdad que a veces cuesta darse cuenta de que “lo que hace feliz a casi todo el mundo” a mi no me hace feliz, que ponerse a estudiar unas oposiciones nada más acabar la carrera no me da estabilidad y seguridad, me quita libertad y me ata a una vida cómoda (que por lo menos a día de hoy no quiero), pero sobre todo me cuesta encontrar gente joven (tengo 23 años) que se plantee la felicidad, la propia existencia y la vida más allá del grupo de colegas de siempre (que se putea a las espaldas), el trabajo fijo y estupendo que deseas que acabe para el viernes pegarte la fiesta, beberte el garito para desestresarte dicen(yo lo llamo olvidar el trabajo de mierda) y acabar en una cama elegida al azar de la que terminarás huyendo el sábado por la mañana con una resaca de la hostia.

    Total, que terminé la carrera en Julio, pero sigo atada hasta que termine el Trabajo de Fin de Grado, y en cuanto lo terminé echo a volar, dónde sea, cómo sea. Esta idea no es nueva, es algo que siempre he soñado, pero más por la necesidad de huir de la realidad. Ahora, y gracias a post como el tuyo, con toda la calma del mundo y disfrutando también de vivir con mis padres y de mí, aprendiendo a quererme y a saber que quiero en la vida, espero ansiosa a terminar el trabajo para irme a otro país PORQUE QUIERO, sin prisas. Todo llega a su tiempo.

    Encantada de haberte encontrado y lo siento, a veces me enrollo mucho (bastante).

    Un abrazo!

    Bérbara.

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Bárbara! Pues te digo lo mismo, tu comentario llega en el momento ideal 🙂

      Como me encanta conectar de esta manera con gente con la que se comparte tanto. Te doy todo el ánimo del mundo con lo que te queda de carrera, ese último empujón que parece eterno. Y lo sé porque yo estoy exactamente en la misma situación que tú, deseando acabar con mis dos asignaturas pendientes y con el TFG para echar a volar.

      El tema de los amigos de toda la vida es otro tema. Con el tiempo te das cuenta de que al fin y al cabo cada uno tenemos unas preferencias diferentes y escogemos transitar caminos distintos, pero vaya, tampoco hay nada malo en ello. Lo importante es perseguir aquello que te hace feliz.

      Y si hay gente que ya lo ha conseguido, ¿por qué no podemos nosotros hacer lo mismo?

      Un placer tenerte por aquí Bárbara. ¡Espero que algún día podamos conocernos en persona!

      Un abrazo 🙂

  14. Pingback: Balance del año 2015. ¡Uno de los mejores años de mi vida se despide!

  15. Genial articulo!! Yo también pase por esta etapa y quería decir que uno de los factores más importantes que me hicieron encontrar mi pasión y camino se abrió cuando empece a leer sobre productividad y auto-desarrollo. Se me abrieron nuevas fronteras que hasta el momento ni en el colegio ni en casa me habian hablado.
    Un saludo y buen trabajo!

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Sergi!

      ¡Gracias por pasarte por el blog y animarte a comentar! Al igual que a ti, el desarrollo personal y la productividad son dos temas que me fascinan y a los que siempre dejo algo de tiempo para continuar creciendo y aprendiendo.

      He visto que andas por Barcelona. Qué pena no habernos conocido antes. Estuve por allí en un par de ocasiones antes de terminar el 2015 🙂

      ¡Un fuerte abrazo crack!

  16. lisz

    Me encantó, gracias por tus consejos, yo ahora estoy en el último año de universidad y pues cuando finalice, me voy a hacer mis sueños realidad, que coincide mucho con lo que tu dices! 🙂

    • Oliver
      Author

      ¡Hola Lisz!

      Pues al parecer ambos empezamos a cumplir nuestros sueños en cuanto acaben nuestros años de universidad 🙂 ¿Qué tienes pensado? ¿Algún gran viaje en mente? ¡Tienes que contarme!

      Yo en septiembre parto a Tailandia así que, quien sabe, lo mismo nos encontramos por aquellas tierras.

      ¡Un fuerte abrazo y bienvenida al blog! 😀

  17. Pingback: ¿Cuánto te pagaron por renunciar a tu libertad?

  18. Pingback: La impagable satisfacción de hacer tus sueños realidad

  19. Pingback: 7 formas en que viajar te ayudará a encontrar tu propio camino

  20. Pingback: 21 bloggers inconformistas aniquilan tus miedos y te dan consejos top para que te cojas un año sabático - Cintia's Love in Action

  21. Muy bueno el post, Oliver. Te leo y me motivo cada vez más para salir ahí fuera a romper con todo. Tanto es así, que me sentí tan inspirado de escribir este post: https://venturasensitiva.wordpress.com/2017/01/12/que-hacer-con-mi-vida/

    Con tu permiso, y para quien tenga ganas de leer una historia personal, lo comparto. Creo que cuanto más contenido de este estilo aportemos, mejor para la comunidad. Oliver, tu entrada invita a la acción, y eso es sencillamente genial. Transmites mucho con tus palabras, y es de agradecer, ¡crack!

    Nos leemos, ¡abrazos! 🙂

    • Oliver
      Author

      ¡Gracias por tus palabras Javier! Sin duda cuantos más seamos tratando de inspirar a través de nuestras experiencias, mayores vidas tendremos oportunidad de influenciar positivamente 🙂 ¡Un fortísimo abrazo!

  22. Pingback: Culebreando

  23. Pingback: Cómo superar tu depresión post viaje sin hundirte en el intento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *