Cómo pasar una semana en Marruecos por menos de 20 euros al día (Parte I) – Marrakech

Marruecos

 

En el artículo anterior te conté cuáles fueron los factores clave que me permitieron pasar una semana en Marruecos con 200 euros de presupuesto.

Hoy quiero compartir contigo los detalles de esta gran aventura. Quiero que tú también seas capaz de descubrir las maravillas que esconde Marruecos sin la necesidad de dejarte una fortuna en ello.

Marruecos puede ser un destino muy económico para el viajero siempre y cuando se sea capaz de mantener un control eficiente sobre los gastos diarios y se tenga claro en qué se está gastando nuestro limitado presupuesto.

Así que si estás planeando una escapada al sur del país y tienes la intención de hacer una excursión al desierto, esto te interesa.

No voy a hablarte de tours organizados, sino de cómo hicimos mi amigo Migue y yo para llegar desde Marrakech al desierto, descubriendo en el camino lugares increíbles, alojándonos en casa de una familia bereber y pasando noche en una tradicional Jaima bajo la escasa pero brillante luz de las estrellas.

He decidido dividir el artículo en tres partes debido a su larga extensión. Aquí te contaré contaré cómo pasamos nuestros primeros días en nuestro primer destino: Marrakech.

¿Te animas a seguir mis pasos?

 

Llegada a Marrakech

Marrakech fue la ciudad elegida para comenzar nuestra aventura. Las buenas conexiones aéreas desde España fueron la razón principal por la que escogimos esta ciudad imperial como punto de partida.

Ya te digo, el vuelo nos costó únicamente 47 euros ida y vuelta. Eso sí, tuvimos que desplazarnos desde Granada a la capital, pero aún y así seguía mereciendo más que la pena.

Nuestra intención principal era concluir el viaje en el desierto de Merzouga, que al encontrarse a 560 kilómetros de distancia de Marrakech, convertía a esta ciudad en el destino más cercano desde donde empezar nuestra ruta.

Nuestro mejor compañero antes y durante el viaje se llamaba improvisación.

Lo único que teníamos en claro era que pasaríamos las dos primeras noches durmiendo en Marrakech y que luego pondríamos rumbo al desierto, donde nos recogería Moha, un amigo de un amigo que, en teoría, nos alojaría en su casa y llevaría de paseo al desierto.

Nuestro avión aterrizó a eso de la 1 de la madrugada, lo que nos obligó a tomar un taxi desde el aeropuerto para poder llegar al hostel. Los taxis que conectan el aeropuerto con la ciudad tienen tarifa fija y son innegociables (a menos que tomes alguno de los taxis sin licencia), y una carrera hasta la plaza de Djemaa el Fna cuesta unos 15 euros.

 

[stextbox id=”alert” caption=”PRO TIP” bgcolor=”00AEEF” bgcolorto=”00AEEF”]Comparte taxi con otro viajero. Quédate en la puerta principal del aeropuerto y pregunta a todo el que salga. Pregunta a viajeros, ya que lo más probable es que también se dirijan en la misma dirección que tú.[/stextbox]

 

Dónde alojarse en Marrakech

El alojamiento no debería provocarte ningún quebradero de cabeza en Marrakech, ya que la ciudad cuenta con una amplísima oferta hotelera.

Puedes encontrar hostels desde 4,5 euros. Más barato de lo que allí puede costarte una cerveza.

En nuestro caso escogimos el Hostel Rainbow. Un nombre tan colorido y juvenil seguro que rebosaría de buen rollo y nos ayudaría a conocer a otros viajeros del lugar.

Aunque esa no fue la única razón por la que lo escogimos. El precio de la habitación compartida (8 personas) era de 5 euros por noche.

En Hostel World contaba con una puntuación de 9,2 y los comentarios eran excelentes.

¿Qué más podíamos pedir estando en Marruecos? Bueno, bonito y barato.

A nuestra llegada, Mohamed y Pietro, los encargados del hostel, nos recibieron de madrugada con té y galletitas, nos dieron un mapa y nos informaron sobre los puntos de interés de la ciudad.

Pasamos unos días sensacionales alojándonos en este hostel. Tanto que el último día de nuestro viaje regresamos con tal de reencontrarnos con nuestros viajeros amigos.

 

Qué ver y hacer en Marrakech

Al llegar de madrugada, únicamente contábamos con poco más que un día para descubrir la ciudad.

Durante nuestro primer desayuno conocimos a dos chicas, Megan y Sheila, quienes nos invitaron a pasar juntos la mañana visitando los Jardines de Mayoral.

El principal atractivo de estos jardines es que albergan especies procedentes de los cinco continentes.

Sinceramente, a no ser que seas un amante de la vegetación, no te pierdes gran cosa si decides pasar por alto su visita.

El precio de la entrada a los jardines es de 70 Dhs (7 euros), pero puedes conseguirla por mitad de precio si presentas tu carné de estudiante. No necesitas que sea internacional, el de tu propia universidad es más que suficiente.

Te dejo un pequeño vídeo que publiqué en mi página de Facebook el mismo día que visité los Jardines:

 

El resto del día lo pasamos descubriendo la medina de Marrakech y perdiéndonos entre sus mercados.

 

La Plaza de Djemaa el Fna

La Plaza de Djemaa el Fna es es una de las plazas más concurridas de todo áfrica y el mundo. El ambiente está asegurado tanto de día como de noche.

Al amanecer, los mercados ocupan la plaza y el estresante sonido procedente de las flautas de los encantadores de serpientes ambienta el lugar.

En esta plaza no puedes sorprenderte por nada. Encontrarás personas y personajes de todo tipo.

A escasos metros del lugar encontrarás la mezquita Kutubia, el monumento más representativo e importante de Marrakech.

Si has estado alguna vez en Sevilla, seguramente su Giralda sea lo primero que te venga a la mente cuando avistes su alminar a lo lejos. Por un momento incluso podría parecerte que te has teletransportado a la capital andaluza cuando te cruces con los característicos carros de caballos cargados de turistas.

 

Mezquita Kutubia

 

Por la noche todo se transforma. Serpientes y flautistas desaparecen para dar pie a un ordenado y bien distribuido sistema de puestos callejeros.

Las luces y el olor a comida callejera contagian la plaza.

 

[stextbox id=”alert” caption=”PRO TIP” bgcolor=”00AEEF” bgcolorto=”00AEEF”] En algunos puestos te ofrecen una bebida gratis a cambio de que te sientes a comer con ellos. Aprovecha eso como moneda de cambio en aquellos puestos que no te lo propongan.[/stextbox]

 

Dónde comer en Marrakech

Además de cenar en alguno de los puestos nocturnos, te recomiendo encarecidamente que almuerces un día en el Snack Toubkal, situado en una de las esquinas de la plaza de Jamma el Fna.

A nosotros nos lo recomendaron los chicos del hostel y puedo decirte tranquilamente que fue una de nuestras mejores comidas del viaje, por no decir la mejor.

Por tan sólo 45 Dhs (4,5 euros) podrás pegarte un maravilloso festín que incluye:

  • Ensalada marroquí
  • Tajín de pollo o cordero
  • Té y postre.

Todo estaba delicioso. Es cierto que puedes encontrar menús por precios más bajos, pero estos cuatro euros y medio recibieron un trato más que justo.

 

[stextbox id=”alert” caption=”PRO TIP” bgcolor=”00AEEF” bgcolorto=”00AEEF”] Si viajas acompañado te recomiendo que pidas platos individuales y que los compartáis. El Cus Cus tiene suficiente consistencia como para llenar dos buenos estómagos.[/stextbox]

 

Para la cena decidimos probar suerte en alguno de los puestos callejeros que inundan la plaza principal.

Su precio es algo más elevado que lo normal y el servicio puede que deje algo que desear, sin embargo la comida no estaba tan mal.

Por unos 5 – 6 euros nos comimos un enorme plato de Cus Cus, acompañado de ensalada, sopa marroquí y unas deliciosas brochetas de pollo.

Más que por la calidad de la comida, la gracia de comer en los puestos callejeros está en respirar el alegre ambiente del que rebosa la plaza al anochecer. Puedo asegurarte que no te aburrirás.

 

Puestos callejeros Marrakech

 

Gastos de la primera parte del viaje

El gasto de nuestras dos primeras noches en Marrakech fue de 32 euros, iniciando nuestro viaje situándonos por debajo de nuestra media de 20 euros diarios:

  • Actividades: 3,50 euros de entrada a los Jardines de Mayoral.
  • Alimentación: 13,50 euros, incluyendo cena y almuerzo.
  • Alojamiento: 10 euros
  • Transporte: 5 euros de desplazamiento en taxi desde el aeropuerto.

Para terminar quiero compartir contigo un vídeo resumen de nuestro paso por Marrakech. Te digo de antemano que es mi primer proyecto de edición y que fue grabado con mi móvil, ¡por lo que no esperes un súper reportaje profesional!

La semana que viene publicaré la segunda parte de la serie, en la que te hablaré de mi viaje en carretera improvisado hacia el desierto y de los increíbles rincones que descubrí en el camino.

 

¡Ahora es tu turno!

¿Qué te ha parecido esta primera parte de la serie?

¿Ya has visitado Marrakech? ¿Hay algún lugar imprescindible que haya podido pasar por alto? ¿Cuáles son tus recomendaciones de alojamiento y restauración?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Si te ha gustado el artículo, te agradecería mucho que lo compartieras en tus redes sociales para así poder llegar a un mayor número de personas.

¡Que tengas una gran semana!

Un abrazo,

Oliver.-

 

3 comments

  1. Pingback: Una semana en Marruecos por menos de 200 euros (Parte III)

  2. Pingback: Cómo pasar una semana en Marruecos por menos de 20 euros al día (Parte II) - Un viaje en carretera inesperado

  3. Monserrate Lagoa

    Me encanta tu pasión por viajar ,al leerte siento emoción y solo deseo seguirte y seguir aprendiendo, agradezco mucho todos esos detallazos para que la experiencia sea inolvidable !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *